Liberan a cinco policías tras violentas protestas en Haití

Puerto Príncipe, 12 sep (Prensa Latina) La Fiscalía de Haití liberó hoy a cinco policías apresados en el contexto de la investigación del asesinato del abogado Monferrier Dorval, luego que la capital viviera una nueva jornada de tensión.


El comisionado de gobierno, Ducarmel Gabriel, firmó una orden exigiendo la liberación de los oficiales que fueron entregados a la dirección del Cuerpo de Intervención y Mantenimiento del Orden.


Horas antes, policías, activistas opositores y simpatizantes, protagonizaron una nueva jornada violenta, y quemaron al menos 20 vehículos registrados al servicio estatal en las localidades de Delmas, Turgeau, Bois-Verna, Champ de Mars y Petion Ville.


Iban precedidos de una procesión de decenas de motos, muchos vestían uniformes y estaban fuertemente armados. Intimidaron a varios comerciantes y erigieron barricadas en algunas arterias.


Los cinco agentes fueron encarcelados la semana pasada y trasladados a la Penitenciaría Nacional. La investigación determinó que eran los encargados de custodiar la residencia del letrado, que fue saqueada tras su asesinato.

El primer ministro, Joseph Jouthe, dijo este sábado en Radio Caraïbes que la policía no estaba implicada en el homicidio y pidió que los autores intelectuales y materiales del crimen sean encontrados y juzgados.


“Como jefe de la Consejo Superior de la Policía Nacional, soy el primero de los oficiales de policía, así que soy su protector. No quiero que abusen de ellos. Si han cometido errores administrativos, deben responder ante el Inspector General”, señaló el jefe de Gobierno.

Por su parte, Hervé Julien, inspector general, reveló al diario Le Nouvelliste, que la investigación solo demostró la negligencia de los oficiales lo que equivale a mala conducta administrativa. Dos de ellos incluso abandonaron sus puestos el día del robo, precisó.


Moferrier Dorval fue ultimado a tiros en su residencia de Pelerin, en las inmediaciones de la casa presidencial, y su muerte levantó una ola de indignación y protestas en el país.


La víspera, el fiscal de Puerto Príncipe, Ducarmel Gabriel, confirmó la detención de Vilpique Dunÿs, presunto autor intelectual del crimen. Además, otras tres personas permanecen bajo arresto en el contexto de la investigación, una de ellas portaba el teléfono del abogado.