Habrá nuevo campeón de las Grandes Ligas en octubre

Por Diony Sanabia

La Habana (Prensa Latina).- El béisbol de mayor nivel de Estados Unidos tendrá un nuevo campeón a finales del próximo octubre después del decepcionante desempeño de Nacionales de Washington en la temporada 2020 de las Grandes Ligas (MLB).


La franquicia de la capital norteamericana consiguió 26 victorias y perdió 34 veces con lo cual se ubicó en el sótano de la División Este de la Liga Nacional en una atípica etapa regular, de 60 juegos para cada uno de los 30 clubes en competencia, por el impacto de la Covid-19.


De esa forma, los monarcas de 2019 quedaron sin posibilidades de defender la corona, la primera en sus vitrinas, y ahora 16 conjuntos pugnarán por ese lauro en una postemporada también inédita.


Sin embargo, Washington festejó el título de bateo del dominicano Juan Soto, quien compiló un average de .351 y se convirtió en el jugador de menor edad con tal logro en el circuito más antiguo.


A sus 21 años, Soto aventajó a Pete Reiser, de 22 al terminar la campaña de 1941, cuando con el uniforme de Dodgers de Brooklyn estampó un entonces insuperable promedio ofensivo de .343.


“Para mí no importa la edad, si te lo mereces, te lo mereces”, manifestó acerca de la hazaña el quisqueyano, líder además de todo el torneo en slugging (.695) y porcentaje en base (.490).


Debido a los cambios por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de dicha enfermedad, MLB expandió de 10 a 16 (ocho por cada liga) el número de conjuntos con acceso a los playoffs, aunque privilegió a los titulares a nivel de división.


Los tres primeros elencos sembrados (del uno al tres) en cada circuito correspondieron a los ganadores de las divisiones (Este, Central y Oeste) teniendo en cuenta el balance de sus juegos ganados y perdidos de la fase regular.


El cuarto, el quinto y el sexto puestos quedaron en poder de los conjuntos que terminaron en el segundo lugar de su división y siguiendo también el orden de sus registros de victorias y fracasos.


Por último, de las plazas siete y ocho se adueñaron los dos clubes con las mejores restantes actuaciones.


Así, por la Liga Americana clasificaron a la postemporada Rayos de Tampa Bay, poseedor de 40 éxitos y 20 derrotas, Atléticos de Oakland (36-24), Mellizos de Minnesota (36-24), Indios de Cleveland (35-25), Yankees de Nueva York (33-27), Astros de Houston (29-31), Medias Blancas de Chicago (35-25) y Azulejos de Toronto (32-28).


Como agraciados de la Liga Nacional avanzaron Dodgers de Los Ángeles (43-17), el mejor equipo del certamen, Bravos de Atlanta (35-25), Cachorros de Chicago (34-26), Padres de San Diego (37-23), Cardenales de San Luis (30-28), Marlins de Miami (31-29), Rojos de Cincinnati (31-29) y Cerveceros de Milwaukee (29-31).


Nunca antes, dos equipos, en este caso Astros, subcampeón de 2019, y Cerveceros, habían logrado boletos a los playoffs con más juegos perdidos que ganados, subrayaron informaciones periodísticas.


A partir de este 29 de septiembre, se celebrarán las denominadas series de comodines (uno-ocho, dos-siete, tres-seis y cuatro-cinco) al mejor en tres desafíos y los cuatro elencos de resultados más sobresalientes siempre actuarán como home club.


En la Liga Americana se escuchará la voz inicial de “play ball” en el duelo Astros-Mellizos, y después le seguirán Medias Blancas-Atléticos, Azulejos-Rayos y Yankees-Indios, con los mencionados en último lugar de anfitriones.
Un día después, se repetirán tales enfrentamientos y comenzarán las acciones en la Liga Nacional a base de Rojos-Bravos, Marlins-Cachorros, Cardenales-Padres y Cerveceros-Dodgers.


Muchos aficionados y especialistas del deporte de las bolas, los strikes y los jonrones esperan una gran batalla en el partido Yankees-Indios con Gerrit Cole y Shane Bieber como respectivos lanzadores abridores. Cole ganó siete juegos y perdió tres, ponchó a 94 contrarios y su promedio de carreras limpias fue de 2,84 en la fase clasificatoria, mientras que nadie brilló más que Bieber sobre el box este año.


El primer lanzador de Cleveland consiguió la triple corona del pitcheo de todo el “Big Show” con ocho triunfos, 1,63 de efectividad, y 122 bateadores retirados por la vía de los strikes.


Tras la ronda de comodines, seguirán desde el 5 de octubre las llamadas series divisionales, al mejor en cinco partidos, con sede en ubicaciones neutrales en California y Texas.


Allí quedarán instaladas burbujas siguiendo consideraciones de salud, seguridad y competitividad con el fin de reducir los riesgos de contagios por el SARS-CoV-2.


Los choques de la Liga Americana se efectuarán en las ciudades de San Diego y Los Ángeles, cuyos estadios pertenecen al otro circuito, y los de la Americana ocurrirán en Arlington y Houston, con la misma característica mencionada.


San Diego también acogerá la Serie de Campeonato de la Americana, desde el 11 de octubre, mientras que el nuevo estadio de Vigilantes de Texas en Arlington, el Globe Life Field, recibirá la final de la Nacional y la Serie Mundial, pactada del 20 al 28 de octubre.


Entonces, aproximadamente en un mes, la MLB tendrá al nuevo monarca, y si Yankees regresa al trono, tras su último ascenso a la cima en el lejano 2009, se reafirmará como el club más laureado de la Gran Carpa con 28 coronas.

Te puede interesar: