Invita López Obrador a elecciones regionales sin fraude

México, 14 oct (Prensa Latina) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó hoy a realizar las elecciones regionales del domingo en Hidalgo y Coahuila sin fraude ni injerencias por parte de autoridades locales.


En su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional, el mandatario pidió a los ciudadanos de ambas entidades participen en las elecciones, pero elijan libremente a sus representantes, sin injerencia ni intervencionismo de los gobiernos locales.


Exhortó a los partidos políticos y a sus candidatos a no comprar los votos, y que terminen la práctica deleznable de entregar despensas y traficar con la pobreza de la gente para salir electos.


López Obrador exigió hacer valer el voto libre, secreto, sin presiones ni acarreos. “No se alteren ni secuestren las urnas”, dijo y pidió a los funcionarios de las mesas actuar con rectitud, imparcialidad y sin falsificar actas, y lograr unos comicios ejemplo de democracia.


Recordó que el principal problema de México en la historia electoral son los fraudes, el uso del dinero para comprar votos y confianza que después de ser electos traicionan, pues incumplen sus compromisos de campaña y expulsan a quienes después acuden a pedir cuentas.


México ingresó ya en un fuerte período electoral que explica la ofensiva de los adversarios del gobierno y los enfrentamientos y agresiones entre los grupos políticos opuestos. Hidalgo y Coahuila inician este domingo el ciclo al que seguirán otros 15 estados que el 6 de junio del año que viene cambian a sus gobernadores.


Pero, además, se renovarán 30 de las 32 asambleas o ayuntamientos locales, miles de alcaldías en todo el país y, en especial, los 500 diputados de la Cámara Baja.


Son consideradas, en consecuencia, las principales y mayores elecciones intermedias que realiza México en toda su historia, y su trascendencia radica en que todos los partidos políticos buscan un cambio en la correlación de fuerzas en toda la nación que los favorezca.


Hasta hoy en día, el gobierno federal tiene mayoría absoluta en el Poder Legislativo y la oposición busca la forma de arrebatársela, y lo mismo ocurre a nivel regional con las asambleas locales.


Pero el panorama es diferente en las gobernaciones, la mayoría de las cuales -26 de 32- están en manos de la oposición, incluyendo las dos que se disputan el domingo, y el gobierno busca la forma de arrebatarles todas las que pueda.


Esto explica, según analistas, la virulencia en la política interna que se manifiesta en grandes discrepancias entre gobernadores y el ejecutivo federal.


Se intensifican en ese sentido los permanentes altercados en el Congreso y asambleas, las discusiones interminables a la hora de aprobar leyes y permanentes conflictos sociales; así como las manifestaciones violentas, plantones y otras acciones de calle, las cuales enrarecen la atmósfera nacional.

Lo de hoy: