Las más caras de la historia: elecciones de Estados Unidos

Washington, 15 oct (Prensa Latina) Los partidos políticos, candidatos y grupos que los apoyan gastaron hasta hoy más dinero en las elecciones de 2020 que los fondos dedicados a cualquier otro ciclo electoral anterior en Estados Unidos.


Los equipos de trabajo todavía erogarán miles de millones más antes del 3 de noviembre, de acuerdo con datos de la Comisión Electoral Federal.
De acuerdo con los registros, el monto total ya sobrepasó los siete mil millones de dólares invertidos en las comicios generales de 2016.


Es probable que para finales de este año el total dedicado a las campañas solo en las elecciones federales se acerque a los 11 mil millones, según una estimación del Centro para Políticas Responsables (CPR), una entidad no partidista.


Sin embargo, el dinero dedicado a estas actividades proselitistas pudiera ser mucho más alto, porque los informes de financiamiento solo se presentaron hasta fines de septiembre.


Según el CPR, es probable que el presidente Donald Trump, el exvicepresidente Joe Biden y sus diversos aliados gasten más de cinco mil 100 millones de dólares en la lucha por la jefatura de la Casa Blanca, más del doble del costo de la contienda de 2016.


Esta cantidad supera en casi dos mil millones más a la carrera presidencial más cara de la historia, que fue la de 2008.


Las elecciones de medio término de 2018 rompieron récords de captación de fondos para ese tipo de comicios, pero las de 2020 aplastarán absolutamente cualquier cosa que hayamos visto, o imaginado antes, dijo en un comunicado Sheila Krumholz, quien dirige el mencionado centro.


“Esta ya es la elección presidencial más cara de la historia y todavía quedan meses de gastos por justificar”, añadió.


La campaña de Trump recaudó casi 500 millones de dólares hasta fines de agosto, y el Comité Nacional Republicano y varias entidades conjuntas de captación de fondos acumularon cientos de millones más.


Por su parte, el equipo de Biden y el Comité Nacional Demócrata, impulsados por el apoyo de pequeños donantes, recaudaron 383 millones de dólares solo en septiembre, con lo que superaron un récord establecido en agosto de 364 millones.


Esos donantes de pequeñas cantidades batieron récords tanto para los candidatos demócratas como para los republicanos.


Pero el aumento de la recaudación de dinero fue especialmente pronunciado para los del partido azul, que acumularon casi mil 500 millones a través de su principal plataforma en línea, ActBlue, solo en los últimos tres meses, de acuerdo con el diario The Hill.

Lo de hoy: