EE.UU. aplicará pena de muerte a una mujer

Washington, 18 oct (Prensa Latina) El gobierno de Estados Unidos fijó hoy las fechas para la ejecución de dos sentencias de muerte, incluida una contra la primera mujer en más de seis décadas.


Las autoridades judiciales dieron así continuidad a su serie de ejecuciones este año, y se espera que Lisa Montgomery reciba una inyección letal el 8 de diciembre, informó el Departamento de Justicia.


En 2004, Montgomery fue declarada culpable de estrangular a una mujer de Misuri que estaba embarazada de ocho meses, luego cortó y secuestró al bebé.


La última fémina que ejecutó el gobierno fue Bonnie Brown Heady el 18 de diciembre de 1953, por secuestro y asesinato, según los registros de la Oficina de Prisiones de Estados Unidos.


También en 1953, Ethel Rosenberg fue ejecutada por cargos de espionaje, junto con su esposo, Julius, a pesar del rechazo internacional y doméstico a esta medida, pues las autoridades nunca presentaron pruebas contundentes contra ellos.


La muerte de Montgomery será la octava autorizada por el Departamento de Justicia este año, después de una pausa de 17 audiencias.


Estados Unidos ejecutó el 22 de septiembre a Christopher Vialva, por un crimen que supuestamente cometió a los 19 años, a pesar de que los científicos dicen que a esa edad el cerebro no tiene la madurez necesaria para reconocer la gravedad de un hecho de tal magnitud.


Al hacerlo, por primera vez en casi 70 años, Estados Unidos ejecutó a un hombre por un delito que cometió cuando era adolescente.


“A pesar de la naturaleza muy atroz del crimen por el que Christopher fue condenado, según la ciencia su cerebro no era el de un adulto con pleno derecho”, señaló al respecto Jason Chein, profesor de psicología en la Universidad de Temple, según el sitio digital de la cadena CNN.


La novena ejecución será Brandon Bernard el 10 de diciembre, quien fue condenado por matar a dos personas en una reserva militar en Texas en 1999.


Tanto Montgomery como Bernard se encuentran recluidos en la prisión federal de Terre Haute, Indiana.


Hasta el 15 de octubre, 14 reos recibieron la pena de muerte en Estados Unidos en 2020, 13 de ellos por inyección letal y uno en la silla eléctrica.


La pena capital es legal en la nación norteña y se utiliza en 28 estados, Samoa Estadounidense, el gobierno federal y las fuerzas armadas.


Desde 1976, unos siete mil 800 presos fueron sentenciados a recibir este castigo en la nación norteña, y mil 500 de ellos fueron ejecutados, a pesar del rechazo de amplios sectores a la aplicación de esta medida.


Según el Departamento de Justicia, actualmente hay más de dos mil 650 convictos esperando su turno en el corredor de la muerte de penitenciarías norteamericanas.

Más noticias: