En el Golfo Pérsico, preocupación en ONU por tensiones


Naciones Unidas, 20 oct (Prensa Latina) El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió hoy en el Consejo de Seguridad que cualquier error de cálculo puede generar una escalada de las tensiones en el Golfo Pérsico.


Dados los complejos y multifacéticos desafíos en esa región, es importante reflexionar sobre cómo la comunidad internacional, en particular este Consejo, puede trabajar al unísono para promover la paz y la seguridad en esa parte vital del mundo, señaló el titular.


Mientras las tensiones aumentan y baja la confianza, algunos países de la zona pueden sentir que otros están interfiriendo en sus propios asuntos o en los de sus vecinos, observó.


Desde mayo de 2019, recordó Guterres, una serie de incidentes de seguridad  aumentaron las preocupaciones por la posibilidad de un conflicto mayor en el área.


Por ello, el secretario general reiteró su llamado a todos los interesados a que actúen con la máxima moderación y se abstengan de realizar acciones con efectos desestabilizadores.


“La situación regional subraya la urgente necesidad de trabajar colectivamente para reducir las tensiones y prevenir los conflictos”, insistió.


El titular abogó, además, por identificar medidas viables de fomento de la confianza que puedan abordar cuestiones de interés mutuo y mejorar la estabilidad regional.


Sobre ese útimo aspecto, hizo hincapié en el tema de la no proliferación, el cual consideró crítico, y se refirió al acuerdo nuclear con Irán (el Plan de Acción Integral Conjunto) como un instrumento muy importante.


Ahora debemos trabajar para crear un clima de confianza y mejorar las perspectivas de diálogo regional en ese sentido, dijo.


El máximo representante de Naciones Unidas también manifestó gran preocupación por el panorama en Yemen, que vive la mayor crisis humanitaria del mundo.


A su juicio, ese conflicto es un recordatorio de que, a no ser que aborden los retos regionales urgentes e inmediatos, la inestabilidad podría extenderse más y más.


Del mismo modo, añadió, Yemen es otro ejemplo que muestra la necesidad de lograr un alto el fuego global durante la pandemia de Covid-19.

Lo de hoy: