Dañaron Trump y Bolsonaro respuesta de América Latina a pandemia

Washington, 27 oct (Prensa Latina) El presidente estadounidense, Donald Trump, y el brasileño, Jair Bolsonaro, socavaron la capacidad de América Latina de responder a la Covid-19 con acciones como la expulsión de doctores cubanos, denunció hoy The New York Times.


El diario sostuvo que ambos mandatarios presionaron para forzar la salida de unos 10 mil médicos y enfermeros de la isla que trabajaban en zonas empobrecidas de Brasil, Ecuador, Bolivia y El Salvador.


Muchos de esos profesionales se marcharon sin ser reemplazados, solo meses antes de que llegara la pandemia, añadió la publicación en un artículo sobre el tema.


“En octubre de 2018, Jair Bolsonaro llegó al poder en Brasil calificándose como un populista trumpista, hablando favorablemente de la “dictadura” y acusando a la izquierda tradicional de su país de aprender lecciones de la Cuba comunista.


Además, prometió expulsar a más de ocho mil trabajadores médicos cubanos”, señaló el Times.


Cinco años antes, añadió el periódico, uno de sus predecesores había invitado a los cubanos a ayudar a cuidar a más de 60 millones de personas, principalmente en pequeñas comunidades de la cuenca del Amazonas, muchas de las cuales nunca antes habían visto a un médico.


Los estudios académicos reportaron altos niveles de satisfacción de los pacientes y la reducción en las tasas de mortalidad infantil. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) supervisó a los médicos cubanos en Brasil y promovió su trabajo como un modelo, apuntó el texto.


Durante su campaña electoral, Bolsonaro, calificado ya como el “Trump del trópico”, acusó a la OPS de ser cómplice de la “esclavitud moderna” con el respaldo a ese programa de colaboración y prometió deshacerse de los médicos cubanos, los cuales regresaron a la isla antes de su toma de posesión.


A su vez, la administración de Trump aprovechó el pretexto de los vínculos de la organización regional con Cuba, incluso un año después de que los galenos abandonaron Brasil, y Estados Unidos dejó de pagar sus cuotas anuales de 110 millones de dólares, más de la mitad del presupuesto básico de la agencia.


El gobierno de Bolsonaro, por su parte, también congeló el pago de sus cuotas de 24 millones de dólares, lo cual llevó a que a finales de 2019 la agencia enfrentara una grave crisis de financiamiento.


A ello se unió que Trump promovió el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina como un remedio efectivo contra la Covid-19, y Bolsonaro convirtió el fármaco en pieza central de la respuesta a la pandemia en Brasil, a pesar de las advertencias médicas de que es ineficaz para tratar esta enfermedad.


De ese modo, el Times sostuvo que si bien los precarios sistemas de salud y las ciudades superpobladas hicieron que América Latina fuera muy vulnerable a la crisis sanitaria, con la expulsión de los médicos cubanos, el bloqueo de la asistencia a la OPS y el impulso de curas falsas, Trump y Bolsonaro empeoraron la mala situación, al desmantelar los mecanismos de defensa.

Lo de hoy: