Defiende Johnson nueva cuarentena por Covid-19 en Inglaterra

Londres, 2 nov (Prensa Latina) El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, defendió hoy la imposición de un nuevo confinamiento por Covid-19 en Inglaterra, frente a las críticas de correligionarios y opositores que consideran innecesaria o tardía la decisión.


Los modelos presentados por nuestros científicos sugieren que si no actuamos, podríamos tener en el invierno dos veces más muertes que las que tuvimos en la primera ola, afirmó Johnson este lunes ante el Parlamento.


Tras admitir que en un principio creyó que sería posible contener la segunda ola del virus con un enfoque regional, el gobernante conservador recalcó que, a la vista de las cifras más recientes en Inglaterra, no queda otra alternativa que aplicar una cuarentena nacional en ese territorio británico desde el jueves próximo.


En un intento de adelantarse a las críticas que sabía le vendrían encima, Johnson aseveró que el gobierno decidió imponer el confinamiento aun cuando todavía las tasas de contagio y muertes están por debajo de las de otros países europeos.


El líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, arremetió, sin embargo, contra su rival conservador, y acusó a él y a su gabinete de no haber aprendido la lección de la primera ola de la pandemia, por lo que este nuevo confinamiento de cuatro semanas, dijo, será más largo de lo era necesario.


Starmer hizo hincapié en que Johnson ignoró las recomendaciones que le hicieron sus asesores científicos el 21 de septiembre pasado de aplicar una cuarentena de dos o tres semanas durante el receso escolar de fines de octubre pasado.

De acuerdo con el también líder de la Oposición parlamentaria, el costo de esa demora quedó registrado en las estadísticas de la Covid-19, ya que el 21 de septiembre, dijo, se contabilizaron 11 muertes y cuatro mil nuevos casos positivos al coronavirus, mientras que 40 días más tarde, hubo 326 decesos y más de 22 mil contagios.


Pese a sus críticas, Starmer anunció que los laboristas apoyarán las nuevas medidas, que son rechazadas por varios parlamentarios del partido gobernante y aliados, por considerarlas innecesarias.


En opinión de Charles Walker, por ejemplo, con la nueva cuarentena, el país está derivando hacia un estado coercitivo y autoritario, mientras que unionista Sammy Wilson dijo que era un anuncio de “derrota”, y prueba de que las libertades y la economía estaban siendo sometidas.


El Reino Unido reportó este lunes otros 18 mil 950 casos positivos a la Covid-19 y 136 nuevos fallecidos, para un total de un millón 53 mil 864 contagios y 46 mil 853 decesos desde que comenzó la pandemia.


Según datos oficiales, hasta este lunes había 10 mil 918 pacientes hospitalizados con síntomas de la enfermedad, y 978 de ellos en estado crítico.

Más noticias: