Calla Bolsonaro en foro Brics sobre deforestación en Amazonia

Brasilia, 17 nov (Prensa Latina) El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, calló hoy sobre la deforestación en la Amazonia y solo anunció que revelará la lista de países que importan madera ilegal de esa región, durante su discurso en la XII Cumbre de los Brics.


Sin mencionar o proponer iniciativas para enfrentar la devastación en el pulmón del planeta, el mandatario ultraderechista criticó en su discurso, una vez más, los ataques que enfrenta el gigante suramericano en relación con las quemas y el desastre natural.


Guardó silencio sobre cómo la deforestación en esa región creció en octubre un 50,6 por ciento más respecto al mismo mes de 2019, cifra que también constituye la mayor para ese periodo en los últimos seis años.


Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, la ruina medida por satélites en el décimo mes del calendario se traduce en 836,23 kilómetros cuadrados.


Pese a estos escalofriantes números, Bolsonaro volvió a mencionar en el evento del Brics, un grupo formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, que “después de esta manifestación (la publicación de la lista), la cual interesa a todo el mundo, esta práctica disminuirá y mucho”.


Explicó que la Policía Federal desarrolló un método para rastrear el origen de la madera incautada y exportada utilizando isótopos estables, una especie de ADN que muestra la procedencia geográfica de los productos.


La cumbre de los Brics marcó el final de la presidencia pro-tempore de Rusia a la cabeza del bloque durante el año pasado. En 2021, el grupo de países estará presidido por la India.


Bolsonaro acogió con beneplácito la labor de la presidencia rusa, al mantener activa a la agrupación en 2020 y profundizar las iniciativas de cooperación en varias esferas, incluso en medio de la pandemia de Covid 19.


Para el gobernante brasileño, los países Brics están “en perfecta armonía” en la lucha contra el terrorismo y la búsqueda de una vacuna segura y eficaz contra el nuevo coronavirus y comprometidos con las acciones para minimizar las emisiones de carbono, que conducen al calentamiento global y al cambio climático.


El pasado año, la deforestación fue responsable del 44 por ciento de las emisiones de Brasil, seguida de la agricultura (28).


Los brasileños produjeron 10,4 toneladas de dióxido de carbono per cápita en 2019, por encima del promedio mundial de 7,1.


Por las quemas en la mayor selva tropical del mundo se responsabiliza a Bolsonaro, quien enfrenta críticas por su política a favor de la agroindustria y la minería en la región amazónica, en detrimento de las reservas indígenas y el medio ambiente, y una reacción morosa frente a las deflagraciones.

Más noticias: