Ordenan al gobierno de Trump frenar deportación exprés de menores

Washington, 18 nov (Prensa Latina) Un juez federal ordenó hoy al gobierno del presidente Donald Trump detener la deportación de niños inmigrantes que cruzan solos la frontera entre Estados Unidos y México.


Bajo el argumento de que son una amenaza de propagación del coronavirus SARS-CoV-2, la administración del republicano expulsó ya a unos nueve mil menores que atravesaron solos los límites entre los dos países, según datos difundidos por medios locales de prensa.


Tal proceder, que se realiza antes de que los niños puedan pedir asilo u otras protecciones bajo la ley federal, también afecta a la mayoría de los adultos que llegan a la frontera sur.


Pero el juez federal de distrito Emmet Sullivan emitió este miércoles una orden preliminar en una demanda colectiva presentada contra el Departamento de Seguridad Nacional, en la cual instruyó a los funcionarios de inmigración que frenen de inmediato la expulsión de los menores no acompañados.


Antes de la pandemia, los infantes sin compañía recogidos por agentes de la Patrulla Fronteriza debían enviarse a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, la cual los alojaba en refugios mientras oficialmente comenzaban a solicitar asilo y esperaban reunirse con familiares en Estados Unidos.


Pero ese proceso cambió de forma precipitada luego de que los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades emitieron una directiva de salud pública empleada por la administración para justificar las deportaciones.


Con la práctica actual, los niños no acompañados son devueltos inmediatamente a México o retenidos en las instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza hasta que un vuelo pueda sacarlos del país.


El gobierno sostiene que actúa de ese modo para proteger a las autoridades fronterizas y a quienes se encuentran bajo custodia de inmigración para que no se infecten con el coronavirus.


Sin embargo, quienes se oponen a la política afirman que el ejecutivo emplea la crisis de salud para restringir la inmigración, la cual Trump ha intentado reducir por diferentes vías durante todo su mandato.


El fallo del magistrado Sullivan solo impide la expulsión de niños que cruzaron la frontera sin un adulto, pero el portal digital NPR indicó que el gobierno deportó a unas 200 mil personas desde marzo, entre ellas padres e hijos que viajaban juntos.


De cualquier modo, la decisión del juez fue celebrada por defensores de los derechos de los inmigrantes, quienes tildaron esta política del gobierno de cruel e ilegal.


“El fallo de hoy afirma que la administración Trump no puede usar la pandemia como pretexto para burlar sus obligaciones legales con los niños que huyen de la persecución”, expresó Jamie Crook, del Centro de Estudios sobre Género y Refugiados.

Más noticias: