Critica Rusia salida estadounidense de Tratado de Cielos Abiertos

Moscú, 22 nov (Prensa Latina) Rusia criticó hoy la salida de Estados Unidos del Tratado de Cielos Abiertos (OST), rechazó las acusaciones de violación de ese documento por este país y denunció los obstáculos impuestos por Washington para su cumplimiento.


Estados Unidos ignoró arrogantemente nuestras propuestas para resolver problemas creados por ellos mismos, al tiempo que insistió en la satisfacción inmediata de sus reclamos, cuyas respuestas hemos dado repetidamente, señala una declaración de la cancillería rusa.


Al darse cuenta de que para llegar a un acuerdo, Washington necesitaría medidas recíprocas destinadas a eliminar las preocupaciones rusas, interrumpieron las consultas y comenzaron a acusar a nuestro país de “violaciones” del Tratado, asegura el comunicado.


Estas acusaciones fueron utilizadas como pretexto, primero para tomar contramedidas y luego para retirarse del Tratado, constata Moscú.


Al igual que en otros tratados de control de armas, la parte estadounidense actuó deliberadamente para socavar el OST, cuya puesta en vigor dependió de la participación de Estados Unidos, acota la cancillería rusa, que mostró varios ejemplos de obstáculos norteamericanos.


Tras su retirada del OST, Estados Unidos espera que sus aliados, por un lado, impidan los vuelos de observación rusos sobre las instalaciones militares norteamericanas en Europa y, por otro, compartan sus materiales fotográficos del territorio ruso con Washington, denuncia el texto.


Buscaremos garantías firmes de que los estados dentro del OST aseguren la posibilidad de observar todo su territorio y de que de ninguna forma permitan la transferencia de materiales de vuelos de observación a terceros países fuera del citado tratado, subraya la dependencia rusa.


En la década de 1950, Washington propuso la idea de sobrevuelos mutuos de territorios de los estados para la fotografía aérea y a fines de la década de 1980 regresó a ella e inició la conclusión del OST, recuerda.


Aunque la Casa Blanca lo presentó como evidencia de su compromiso con la política de apertura, es obvio que quería, en primer lugar, ver el territorio de la Unión Soviética que le era inaccesible, comenta la nota.


Hace más de 10 años, nuestros colegas estadounidenses también iniciaron la digitalización de la implementación del OST, aparentemente con la esperanza de asegurar su ventaja científica y técnica.


La actitud de Washington hacia el tratado comenzó a empeorar cuando el sobrevuelo ruso de Estados Unidos se volvió algo común, y, sobre todo, cuando Rusia fue el primero en crear equipos de observación digital e instalarlos en aviones participantes en el OST, afirma la cancillería.

Más noticias: