Continúa pesquisa sobre explosión en Nashville, EE.UU.

Washington, 28 dic (Prensa Latina) Las autoridades federales estadounidenses investigan hoy centenares de pistas sobre la explosión del pasado viernes en Nashville, Tennessee, que provocó tres heridos, pero aún hay pocos detalles claros sobre el hecho.


Los peritos calificaron de intencional el estallido, que ocurrió a las 06:30, hora local, en el corazón del distrito turístico de la ciudad, pero no se atreven aún a calificar el incidente de acto terrorista, destaca este lunes el diario The Tennesseean.


Voceros de la fiscalía local informaron el domingo por la noche que el supuesto atacante fue Anthony Quinn Warner, de 63 años, quien murió en la explosión.


“Estaba presente cuando estalló la bomba y falleció en el atentado”, dijo Don Cochran, fiscal federal de Distrito en Tennessee, pero aún se desconocen sus motivaciones y las indagaciones continuarán en los próximos días.


Warner ocupó varios puestos en empresas relacionadas con las tecnologías de la información a lo largo de su vida, y los registros públicos muestran que tiene una amplia experiencia en sistemas electrónicos y de alarmas.


Cientos de policías locales y del estado participan en la pesquisa sobre este incidente del día de Navidad, que destruyó varios vehículos, dañó más de 40 negocios y dejó un rastro de fragmentos de vidrio por amplias zonas citadinas.


La Unidad de Análisis de Comportamiento de Quantico, Virginia, del Buró Federal de Investigaciones, fue contratada para tratar de determinar las motivaciones de la persona responsable, mientras los funcionarios laboran en la identificación del mecanismo utilizado en el ataque.


En este contexto, el gobernador de Tennessee, Bill Lee, pidió el sábado al presidente estadounidense, Donald Trump, que otorgue ayuda de emergencia a ese estado, ante la magnitud de los daños de una explosión el día de Navidad en Nashville.


En una carta a Trump publicada en Twitter, Lee se refirió al incidente como un ataque probablemente con un artefacto explosivo improvisado ubicado en un vehículo.


Señaló que la explosión ocurrida cerca de un edificio de transmisiones de la compañía AT&T, afectó los sistemas de comunicación de esta en todo el estado, así como en algunas áreas de Kentucky y el norte de Alabama.


Tras el hecho hubo interrupciones en el servicio telefónico e Internet en toda la región, y los funcionarios de la empresa vincularon la explosión con los cortes, mientras el aeropuerto internacional de Nashville suspendió temporalmente los vuelos.


La explosión marca un año difícil para Nashville, pues en marzo, un tornado arrasó algunos de los vecindarios más bulliciosos de la ciudad, que todavía tienen calles llenas de escombros, mientras la pandemia golpeó duramente y devastó su industria turística, destacan medios locales.