Senado de EE.UU. revierte veto presidencial a ley de defensa

Washington, 1 ene (Prensa Latina) El Senado estadounidense revirtió hoy el veto del presidente Donald Trump a un proyecto de ley de defensa, y así el Congreso invalidó por primera vez este tipo de acción del mandatario republicano.


Con 81 votos a favor y 12 en contra, los miembros de la Cámara alta, bajo dominio de la fuerza roja, superaron ampliamente los dos tercios necesarios de sufragios positivos para anular la medida del gobernante, cuyo mandato concluirá el próximo 20 de enero.


Hace dos días, dicha entidad decidió comenzar un debate oficial sobre el tema, y diversas fuentes anticiparon que este fin de semana acontecería la votación acerca de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional, con un valor de más de 740 mil millones de dólares.


A inicios de esta semana, la Cámara de Representantes estuvo de acuerdo con revertir el veto del jefe de la Casa Blanca, quien informó al Capitolio el 23 de diciembre que no firmaría la normativa, avalada antes por representantes y senadores.

Según el presidente, el diseño legislativo contiene algunas disposiciones que “no respetan a nuestros veteranos y la historia de nuestro ejército”, y contradice los esfuerzos de su administración “para poner a Estados Unidos en primer lugar”.


Uno de los aspectos criticados por el mandatario es que la ley demanda cambiar los nombres de las bases militares y otras propiedades bautizadas en honor a figuras confederadas, quienes en la Guerra Civil de 1861 a 1865 lucharon a favor de la esclavitud.


Asimismo, la iniciativa impone un límite anual a los fondos de emergencia que pueden utilizarse para la construcción militar, lo cual va en contra de los intereses de Trump, pues él fue muy cuestionado por desviar miles de millones de dólares para edificar un controvertido muro en la frontera con México.


De igual modo, Trump rechaza que no derogue la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, la cual otorga a las plataformas en línea protección de responsabilidad ante lo publicado por terceros.


Para diversas fuentes, este desenlace representa otro fracaso a la cuenta de Trump al final de su gobierno, luego de ser derrotado en las elecciones del pasado 3 de noviembre y de que las cortes judiciales rechazaron las numerosas demandas presentadas por él y sus aliados con el fin de desafiar los resultados de esos comicios.