Congreso de EE.UU. debate sobre el juicio político a Trump

Washington, 13 ene (Prensa Latina) La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará hoy sobre una propuesta para iniciar un juicio político contra el presidente Donald Trump, por incitar el ataque al Capitolio el 6 de enero pasado.


La acción de fuerza de las turbas de seguidores del mandatario contra la sede del legislativo tuvo lugar en momentos en que se desarrollaba una sesión conjunta del Senado y la Cámara Baja, para ratificar la victoria de Joe Biden en los comicios del 3 de noviembre.


El proyecto de impugnación, presentado por los congresistas demócratas Jamie Raskin (Maryland), David Cicilline (Rhode Island) y Ted Lieu (California), acusa a Trump de delitos graves y faltas por “incitar deliberadamente a la violencia contra el gobierno de Estados Unidos.”


Expertos prevén que la medida se apruebe con facilidad, después que varios prominentes republicanos prometieron respaldar la medida.
Cerca de la medianoche de este martes, la Cámara de Representantes pidió formalmente al vicepresidente Mike Pence que despojara los poderes de  Trump mediante la implementación de la Enmienda 25, una idea que el vicemandatario había descartado.


El proyecto de ley se aprobó por 223 votos a favor y 205 en contra, y un legislador republicano, el representante Adam Kinzinger, de Illinois, se unió a todos los demócratas para avalar la medida, pero la mayoría de los del partido rojo se opusieron.


Pocas horas antes de esa votación, el vicepresidente Mike Pence rechazó el llamado de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata por California) y otros de su agrupación política para invocar la Enmienda 25.


“No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con la Constitución”, escribió Pence en una carta a Pelosi publicada el martes por la noche.


Pence escribió que usar esa enmienda para eliminar a Trump “sentaría un precedente terrible”, pues ese recurso solo debería usarse en los casos en que el presidente tenga una discapacidad que le impida cumplir sus funciones.


Entretanto, el diario The New York Times reveló este martes que el líder de la mayoría republicana en el senado, Mitch McConnell, de Kentucky, confesó a algunos de sus asociados su creencia de que el presidente Trump cometió delitos que pueden llevar a un proceso de impugnación.


De acuerdo con el rotativo, el legislador expresó su complacencia con el hecho de que los demócratas se estén moviendo para acusar al jefe de la Casa Blanca, pues eso facilitará su purga del partido, según personas familiarizadas con las opiniones de McConnell.

Lo de hoy: