Biden podría visitar Texas esta semana

Washington, 21 feb (Prensa Latina) El presidente norteamericano, Joe Biden, podría visitar esta semana el estado de Texas, con grandes afectaciones por una tormenta invernal, afirmó hoy la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki.


A juicio de la portavoz, el mandatario demócrata, quien cumplió ayer un mes en el cargo, está muy ansioso por ir a dicho territorio y mostrar su apoyo a los damnificados.


Haremos eso en el momento apropiado y en coordinación con la gente en el terreno, podría ser tan pronto como esta semana, manifestó Psaki en el programa This Week de la cadena de televisión ABC.


En opinión de la secretaria de prensa de la mansión ejecutiva, Biden es muy consciente de que no es una intervención moderada para un gobernante viajar a una zona de desastre, y él, agregó, no desea quitar la atención.


Por las inclemencias del tiempo, que según medios norteamericanos de prensa provocaron más de 70 muertos en el país, Biden aprobó una declaración de “gran desastre” para Texas, informó ayer la Casa Blanca.


De acuerdo con el comunicado oficial, ese paso permite ofrecer asistencia federal con el fin de apoyar los esfuezos estatales y locales destinados a la recuperación de las áreas perjudicadas.


La asistencia incluye subvenciones para viviendas temporales y reparaciones, préstamos de bajo costo con los cuales se cubrirán las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas que pemitirirán a individuos y propietarios de negocios recuperarse de los efectos del desastre, expuso el texto.


A las nevadas sin precedentes que afectaron Texas y decenas de otros estados, se sumó una tormenta política que se agrava en medio de las evaluaciones de las consecuencias del fenómeno meteorológico, apuntaron entidades periodísticas.
Para la publicación Politico, la brutal inclemencia del tiempo dañó además la reputación de tres de los principales republicanos de Texas.


En este contexto, se descubrió que el senador Ted Cruz escapó a Cancún, México, el miércoles por la noche y anunció su regreso cuando fue sorprendido en el acto, mientras el gobernador Greg Abbott recibió críticas por su liderazgo y afirmaciones engañosas sobre las causas de los cortes energéticos.


También, el exgobernador Rick Perry sugirió que los texanos preferían los apagones antes que la regulación federal, una expresión que, según Politico, resulta insensible en un momento de sufrimiento generalizado.

Más noticias: