En próximos días, Congreso de EE.UU. con apretada agenda

Washington, 22 feb (Prensa Latina) El plan de alivio a los efectos de la Covid-19, que incluye una asistencia por 1,9 billones de dólares, está entre las múltiples actividades en la agenda del Congreso estadounidense a partir de hoy.


Los demócratas se alistan para impulsar este llamado Plan de Rescate de Estados Unidos, un proyecto que según el diario The Hill pondrá a prueba la unidad de los del partido azul en un gobierno estrechamente dividido.


De acuerdo con los planes del legislativo, la Cámara de Representantes someterá a votación en la presente semana esta propuesta impulsada por el presidente Joe Biden, lo que permitirá que el Senado lo haga a principios del mes próximo.


Los demócratas quieren que el texto se convierta en ley a mediados de marzo, cuando expirarán los beneficios federales por desempleo.


“Siento como si hubiéramos trabajado con el personal las 24 horas del día, para asegurarnos de que cumplimos con el cronograma del Plan de Rescate Estadounidense”, dijo a los periodistas Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja, durante una conferencia de prensa reciente.


Pelosi espera tener el documento en el plenario de esa instancia legislativa el viernes, pero primero debe pasar por el Comité de Presupuesto, cuya audiencia está programada para este lunes.


Se espera que el panel necesite modificar el paquete, que actualmente se estima costará más de los 1,89 billones permitidos por una resolución legislativa.


Entretanto, el Comité de Reglas de la Cámara aún no informó cuándo abordará este asunto, aunque ya programó una reunión para mañana con el fin de preparar el debate de otras dos propuestas esta semana.


Por su parte, el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes critica este Plan de Rescate impulsado por Biden y lo denominan como “la Ley de Pelosi para los Progresistas”, lo que significa que los azules probablemente necesitarán aprobar la iniciativa con sus propios votos, y una vez aprobado en esa instancia, pasará al Senado, donde enfrentará los obstáculos más importantes.


Otro asunto que ocupará el tiempo de los legisladores esta semana es el proceso de confirmación del juez de circuito del Distrito de Columbia, Merrick Garland, nominado por Biden para el cargo de fiscal general de Estados Unidos.


El magistrado testificará ante el Comité Judicial del Senado esta semana, casi cinco años después de que los republicanos de la Cámara Alta se negaran a darle una audiencia o un voto para su nominación para juez de la Corte Suprema en 2016.


Sus presentaciones comenzarán hoy y es casi seguro que se le pregunte a Garland sobre la advertencia del Departamento de Seguridad Nacional de que Estados Unidos enfrenta una creciente amenaza de “extremistas domésticos violentos”, señala este lunes el diario The New York Times.


Además, otro tema de debate gira en torno a que el ataque del 6 de enero contra el Capitolio quizás no fuera un episodio aislado, y forme parte de planes de mayor nivel de grupos que tienen una agenda para llevar a cabo acciones terroristas dentro de Estados Unidos.

Lo de hoy: