Proviene SARS-CoV-2 de murciélagos y no de laboratorios

Ginebra, 30 mar (Prensa Latina) La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy oficialmente que el virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, fue transmitido de los murciélagos a los humanos a través de otro animal.


El organismo internacional enfatizó que la teoría de la fuga del coronavirus de un laboratorio es extremadamente improbable.


Tedros Adhanom, director general de la OMS, expresó “no creo que esta evaluación sea lo suficientemente amplia. Se necesitarán más datos y estudios para llegar a conclusiones más sólidas”.


Aunque el equipo llegó a la conclusión de que un escape en el laboratorio es la hipótesis menos probable, esto requiere más investigación, potencialmente con misiones adicionales que estoy dispuesto a desplegar, comentó Adhanom.


El informe de la OMS establece una serie de argumentos a favor y en contra de esta teoría.


En su opinión, aunque sea raro, los accidentes de laboratorio ocurren, y en entidades de este tipo de todo el mundo trabajan con coronavirus de murciélagos, y “los seres humanos podrían infectarse  de existir una bioseguridad limitada, una práctica de gestión de laboratorio deficiente o tras una negligencia”.


La OMS reconoce que en el Instituto de Virología de Wuhan de China fue secuenciada la cepa más cercana conocida al SARS-CoV-2 detectado en los hisopos anales de murciélagos una similitud del 96,2 por ciento.


De la misma manera, el ente internacional sostiene que los parientes más cercanos del SARS-CoV-2 de los murciélagos y del pangolín son evolutivamente distantes.


Respecto al cultivo accidental, la OMS plantea que antes de diciembre de 2019, no hay evidencia de circulación de SARS-CoV-2 entre las personas en el mundo y el programa de vigilancia vigente era limitado en cuanto al número de muestras procesadas.


Por tanto, el riesgo de cultivo accidental de SARS-CoV-2 en el laboratorio es extremadamente bajo.


La OMS baraja otras tres hipótesis sobre cómo el virus de la Covid-19 pasó a los humanos.


“En primer lugar, el salto directo de un animal a una persona; la segunda, la más posible, del murciélago y a través de especies animales intermediarias, con un segundo animal involucrado que sea potencialmente más cercano a los humanos en el que el virus se adapta fácilmente y salta a los humanos”, subraya el informe.


La tercera teoría, defendida por las autoridades chinas, es la posibilidad de que los productos congelados actúen como superficie de transmisión del virus a la población humana o vías de transmisión relacionadas con la alimentación.


La OMS considera esta explicación posible, aunque puntualiza que la probabilidad de una contaminación de la cadena de frío con el virus de un reservorio es muy baja.

Más noticias: