Continúa juicio por asesinato de George Floyd en EEUU

Washington, 1 abr (Prensa Latina) El juicio contra Derek Chauvin, acusado de  asesinar al afroamericano George Floyd en 2020, llega hoy a su cuarta sesión, en Minneapolis, Estados Unidos, después que los miembros del jurado presenciaron amplios testimonios reveladores.


Chauvin enfrenta cargos de homicidio involuntario en segundo y tercer grados, y si lo declaran culpable, podría recibir hasta 40 años de prisión, en un proceso que desde sus inicios exhibe un alto perfil y es televisado en vivo, lo que no tiene antecedentes en el estado.

En la audiencia del miércoles se presentaron múltiples evidencias contra Chauvin, que según el diario local The Star, conmovieron a quienes estaban en la sala,  y resultaron piezas claves en el enjuiciamiento.


Charles McMillian, de 61 años, el hombre que presenció la totalidad del arresto fatal del afroamericano por parte de la policía de Minneapolis, lloró en la corte el miércoles y le costó trabajo hablar después de ver un vídeo en que él insta al detenido a levantarse del suelo y acompañar a los oficiales.


La fiscal Erin Eldridge, con McMillian en el estrado de los testigos, reprodujo una cinta de vigilancia y de las cámaras de los oficiales que esposaban a Floyd y lo empujaban hacia los vehículos patrulleros el 25 de mayo de 2020.


Anteriormente, el martes en el tribunal la adolescente Darnella Frazier, ahora de 18 años, cuyo vídeo de los últimos momentos de Floyd dio la vuelta al mundo, compartió su historia públicamente por primera vez, y afirmó que seguía atormentada por los gritos de la víctima.


Desde el primer día del proceso, las fuerzas del orden permanecen en el exterior del Centro Gubernamental del Condado de Hennepin, donde tiene lugar el juicio, pues existen informes sobre posibles protestas violentas en demandas de que se haga justicia.

El asesinato tuvo un fuerte impacto en la opinión pública nacional e internacional, al hacerse viral el video en el cual se ve a Chauvin arrodillado sobre el cuello de Floyd mientras este reiteraba la frase: “No puedo respirar”.


Los otros tres oficiales involucrados en la muerte del afroamericano, J. Alexander Kueng, Thomas K. Lane y Tou Thao, fueron acusados de complicidad en el homicidio y serán juzgados a partir del 23 de agosto.


Entretanto, medios locales señalan que las autoridades de la ciudad de Minneapolis refuerzan  la seguridad, y el gobernador de Minnesota, el demócrata Tim Walz, activó unidades de la Guardia Nacional.

La muerte de Floyd dio inicio a un verano de disturbios civiles en todo el país en 2020, que condujeron a enfrentamientos entre los agentes federales de Donald Trump y los participantes en multitudinarias protestas contra la violencia policial practicada en particular contra los negros.

Más noticias: