Muere niño tras ser succionado por un filtro de agua en parque “Xenses”

Quintana Roo; 01 de abril de 2021.

Un menor de 13 años de edad perdió la vida el pasado 27 de marzo en una clínica de Playa del Carmen, Quintana Roo, luego de ser succionado por un sistema de filtración de un río artificial en el parque turístico “Xenses” de Grupo Xcaret.

El sistema de filtrado succionó la pierna del niño, lo que lo mantuvo bajo el agua. Su padre lo ayudó a salir y fue llevado con vida a la clínica Amerimed, donde perdió la vida horas después. El cuerpo fue trasladado posteriormente al Servicio Médico Forense.

La pierna de mi hijo fue succionada por el sistema de filtración del río, en ese momento lo jalé, quité la rejilla y saqué a mi hijo; cuando llegó el personal del parque a brindar ayuda solicité un respirador al personal, yo soy médico, soy cardiólogo”, indicó el padre.

Añadió que el personal del hospital no atendió a su hijo y tampoco dejó que él lo atendiera; así como tampoco permitieron que lo trasladara a la Ciudad de México.

Mientras llegaba la ambulancia le di respiración boca a boca, minutos después llegó la ambulancia sin oxígeno, el personal no tiene noción de qué son los primeros auxilios. De ahí, llegamos al hospital Amerimed, mi hijo necesitaba un catéter y no se lo pusieron, yo me ofrecí como médico cardiólogo a ponérselo, es mi especialidad, soy experto en eso y no me dejaron”, detalló.

Trasciende que el padre del menor señaló que hay irregularidades en la investigación del caso por parte de las autoridades del estado, que dijo, no le querían entregar el cuerpo del pequeño si no firmaba un perdón.

No se imaginan lo que tardaron en darme el cuerpo de mi hijo, no me lo querían entregar, me pidieron firmar antes un perdón a favor del parque Xenses, el cual fue muy condicionado por los asesores jurídicos del Grupo Xcaret”, dijo.

Además, Luna-Calvo agregó que no le permitieron pagar la cuenta del hospital, por lo que pensó que era un intento por silenciarlo.

Leonardo, nombre del menor y originario de Durango, estaba de vacaciones con su familia luego de haber superado el COVID-19 y como regalo “por su valentía”, indicó su padre en Twitter.

Por su parte, Grupo Xcaret admitió a través de un comunicado que la muerte del pequeño se debió por un error humano en el parque “Xenses”.

“Un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente, tras el cual de inmediato se activaron nuestros protocolos de seguridad y paramédicos de planta acudieron al lugar para aplicar los primeros auxilios y trasladar al menor al hospital”.

“Desde el momento del accidente el área fue asegurada y se han tomado las medidas, además de que se están realizando las investigaciones y llegarán hasta las últimas consecuencias”, explicó el parque.

Con información de (AMX Noticias)

Más noticias: