México celebra el 1 de Mayo

México, 1 may (Prensa Latina) El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), la Coordinadora Nacional de Educación y la telefónica, entre otras, retaron hoy al SARS-CoV-2 y salieron a festejar el Día Internacional de los Trabajadores para reclamar sus derechos.


En un 1 de Mayo muy diferente a los acostumbrados en México por la masividad de participantes de todos los gremios, esta vez el SME encabezó una marcha de los afiliados a la Nueva Central de Trabajadores, que salió de la Columna El Ángel en el Paseo de la Reforma, hasta el zócalo capitalino.


La movilización fue encabezada por su secretario general, Martin Esparza. Los manifestantes expresaron su rechazo al modelo de subcontratación laboral llamado outsourcing, así como a una pensión calculada con base tecnócrata y no en salarios mínimos.


De igual forma demandaron la cancelación de la reforma educativa y exigieron que el retorno presencial a las escuelas programado sea seguro para alumnos y maestros.


El SME y la asamblea nacional de usuarios de la electricidad solicitaron al gobierno federal la reafiliación de sus agremiados al Seguro Social y la reinserción laboral en la Comisión Federal de Electricidad (CFE).


Se trata de una de las más sostenidas demandas del gremio, no satisfecha por el gobierno federal, relacionada con los acuerdos firmados en junio de 2019 y del documento entregado en diciembre de 2020, sobre el cual piden solución, indicaron sus dirigentes en los discursos en el zócalo.


Numerosos oradores de los sindicatos afiliados a la Central usaron de la palabra en la plaza principal mexicana, entre ellos telefónicos, universitarios, industriales y muchos más, desde donde fue transmitido en vivo por las redes sociales.


Los trabajadores hicieron un alto en el “antimonumento” a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, en Paseo de la Reforma y Juárez, e hicieron a viva voz el simbólico y ya tradicional conteo de los jóvenes para exigir justicia y castigo a los culpables.


Los líderes sindicales reclamaron al gobierno, desde un camión que les sirvió de tarima estacionado frente al Palacio Nacional, la solución a un documento con sus demandas, entregado el 11 de diciembre del 2020, el cual sigue sin respuesta.


Entre sus peticiones destacaron una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario general del SME, Martín Esparza, quien pronunció el discurso de clausura de la convocatoria tras lo cual se le dio lectura al comunicado final.


En el pliego leído se exigió también la reafiliación de los agremiados al Instituto Mexicano de Seguridad Social, reinserción laboral del gremio, alto a la represión y considerar un derecho humano el servicio de energía eléctrica con tarifas justas.

Más noticias: