Provocó múltiples muertos tiroteo masivo en California

Washington, 26 may (Prensa Latina) Un número indeterminado de personas fallecieron hoy y otras resultaron heridas en un tiroteo masivo en San José, California, y el supuesto autor del suceso murió, informó hoy un portavoz de la policía local.


El vocero confirmó que hubo múltiples muertos y lesionados en este hecho que tuvo lugar alrededor de las 08:00, hora local, pero se negó a ofrecer cifras concretas de las víctimas porque la investigación está en curso y los datos son preliminares.


El suceso se registró en las instalaciones de la autoridad de transporte del valle de Santa Clara, al sur de la bahía de San Francisco, en California, y que incluye la ciudad de San José, y entre las víctimas hay empleados de esa entidad gubernamental.


El portavoz de la Oficina del jefe policial del condado de Santa Clara, Russell Davis, confirmó la muerte del tirador, pero no pudo confirmar el número exacto de occisos y heridos.


Por su parte, el gobernador de California, Gavin Newsom, informó en un tuit que su oficina estaba “en estrecho contacto con la policía local y monitorea de cerca esta situación”.


La cadena local KTVU reportó en su sitio digital que la madre de un empleado le informó que el hecho ocurrió en una reunión sindical, pero se desconoce si fue dentro o fuera de la instalación, dijo Davis.


Aunque las autoridades confirmaron la muerte del autor del tiroteo, medios locales especulan que el individuo se suicidó tras realizar la acción violenta.


Los tiroteos masivos en Estados Unidos crecieron en las últimas semanas y en lo que va de año se registraron unos 200 hechos de este tipo, más del doble de los 94 que hubo durante el mismo período de 2020, según la organización no gubernamental Archivo de Violencia con Armas.


Entre los sucesos más relevantes en ese sentido está la muerte reciente de Andrew Brown, causada por un policía en el estado de Carolina del Norte, en lo que sus familiares y abogados calificaron de una ejecución extrajudicial.


El hecho se produjo un día después de que el expolicía blanco Derek Chauvin fuera condenado por asesinato en segundo grado, entre otros cargos, por la muerte del afroestadouidense George Floyd en mayo de 2020.


Otro suceso violento de los últimos días fue la muerte de la adolescente afronorteamericana Ma’Khia Bryant, de 16 años, a manos de la policía en Columbus, Ohio, entre otros incidentes que avivaron en Estados Unidos el debate sobre la necesidad de un control más efectivo de la compraventa de armas de fuego.


Expertos en criminología estiman que esta situación se agrava en momentos en que confluyen disímiles factores, incluido el colapso económico, la ruptura de las interacciones sociales por la Covid-19 y la desconfianza en la policía debido a las reiteradas acciones de brutalidad cometidas en los últimos meses por las fuerzas del orden público.

Más noticias: