Aceptaría feliz Bolsonaro Copa América en Brasil

Brasilia, 1 jun (Prensa Latina) El presidente Jair Bolsonaro afirmó hoy que si depende de él y de ministros de su gobierno, Brasil será anfitrión de la Copa América, como anticipó la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).


La víspera, la Conmebol anunció que eligió al gigante suramericano como sede de la competición tras la renuncia de Colombia y Argentina.


Incluso, la entidad deportiva regional agradeció a Bolsonaro por “abrir las puertas” de su país sin tener en cuenta los más de 462 mil muertos y 16 millones de contagios por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.


“Por lo que a mí respecta, de todos los ministros, incluido el de Sanidad, ya está decidido, habrá (Copa América en Brasil). El protocolo es el mismo que el de la Libertadores, es el mismo que el de la Sudamericana y también el de la Libertadores”, comentó el exmilitar a seguidores en el Palacio de Alvorada (residencia oficial).


Precisó que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) se puso en contacto con él para abordar la cuestión y que habló con “todos los ministros interesados”. “Por nuestra parte, positivo”, añadió.


Nuevamente en un acto en el Palacio de Planalto (sede del Poder Ejecutivo), Bolsonaro volvió a hablar de la competición y dijo que, “en lo que respecta al Gobierno federal, la Copa América se celebrará en Brasil.”


Ante tal aseveración, senadores de la Comisión Parlamentaria de Investigación que evalúa la gestión de la administración ante la Covid-19 criticaron la decisión de celebrar el evento en territorio nacional.


El ponente de la junta, Renan Calheiros, calificó la decisión de burla y calificó el torneo de “campeonato de la muerte”.


De igual manera, los partidos de los Trabajadores y Socialista Brasileño instaron al Supremo Tribunal Federal (STF) que suspendiera las relaciones del gobierno con la Conmebol e impidiera la celebración de la liza en Brasil.


El juez Ricardo Lewandowski, del STF, le pidió este martes a Bolsonaro explicaciones sobre la realización de la Copa América, en medio de una posible tercera ola de la pandemia.


Por la importancia del tema y “la emergencia de salud pública derivada del brote del coronavirus, así como la urgencia que requiere el caso, se solicitan informaciones previas al presidente de la República dentro del plazo legal”, indicó el magistrado.


Desde diferentes sectores de la sociedad brasileña emergen las críticas por la posible celebración del torneo continental.


Según el médico Marcelo Otsuka, coordinador del Comité de Enfermedades Infecciosas Pediátricas de la Sociedad Brasileña de Infectología, este momento no es el ideal para tener una megacompetencia.


“Brasil tiene un alto número de casos (por Covid-19) y todavía vive una meseta de muertes y cifras que siguen siendo alarmantes, cerca de dos mil defunciones al día”, recordó.

Más noticias: