Sugiere nuevo estudio relación de las nubes con calentamiento global

Londres, 20 jul (Prensa Latina) Con el doble de concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera por encima de los niveles preindustriales, las nubes podrían amplificar el calentamiento global a largo plazo, indicó un estudio divulgado hoy.


De acuerdo a la investigación llevada a cabo por científicos del Imperial College de Londres y de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido y publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, resulta improbable que el clima se caliente por debajo de los dos grados Celsius (°C).


“Es más probable que se caliente a más de tres °C e incluso los niveles preindustriales de CO2 lleguen a duplicarse, efecto conocido como “sensibilidad climática”, una medida de la intensidad con la cual reaccionará el clima del planeta a dichos cambios, detalló el estudio.


Los investigadores refirieron que las nubes, dependiendo de sus propiedades, como su densidad y altura en la atmósfera, pueden aumentar o disminuir el calentamiento global.


Una de las mayores incertidumbres en las predicciones de la sensibilidad climática es la influencia de las nubes y cómo pueden cambiar en el futuro, apuntaron.


“Por lo tanto, existe una necesidad fundamental de cuantificar con mayor precisión cómo ellas afectarán al futuro calentamiento global lo cual debería ayudar a conocer los límites para la actividad humana”, dijo el doctor Paulo Ceppi, coautor del estudio.


Según los científicos, mientras las nubes bajas suelen tener un efecto refrigerante, pues impiden que el Sol llegue al suelo, las altas, inciden en el calentamiento, debido a que posibilitan la llegada de la energía solar al suelo, y entonces la emitida de vuelta por la Tierra es diferente.


Esa última carga energética puede ser atrapada por las nubes, potenciando el efecto invernadero y por ello, el tipo y la cantidad de nubes que produzca un mundo con mayores temperaturas, repercute en un potencial de calentamiento, detallaron.


Mediante un método para cuantificar las relaciones entre observaciones de las nubes realizadas por satélites mundiales y las condiciones de temperatura, humedad y viento asociadas; los investigadores concluyeron que era muy probable (más del 97,5 por ciento) que las nubes amplificaran el calentamiento global.


Ello ocurrirá tanto por reflejar menos radiación solar como por potenciar el efecto invernadero.
Dichos resultados también sugieren que una duplicación de las concentraciones de CO2 provocará la llegada de los 3,2°C.