Alerta Unicef sobre impacto del cambio climático sobre la infancia

Naciones Unidas, 20 ago (Prensa Latina) Casi la mitad de los dos mil 200 millones de niños del mundo viven en países con “extremadamente alto riesgo climático” para los menores, reveló hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).


El dato está contenido en un informe titulado “La crisis climática es una crisis de los derechos del niño: presentación del índice de riesgo climático infantil”, considerado el primer análisis integral sobre ese tema.


El documento clasifica a los países según la exposición de los infantes a las perturbaciones climáticas y ambientales (ciclones y olas de calor, entre otras), así como su vulnerabilidad ante esos eventos y su acceso a los servicios esenciales.


La lista de 33 naciones con mayor peligro en esa materia está encabezada por República Centroafricana, Chad, Nigeria, Guinea y Guinea-Bissau e incluye a otras de Asia y África, mientras que Haití es la única de América Latina y el Caribe.


Los menores afectados por el problema “enfrentan una combinación mortal de exposición a múltiples impactos climáticos y ambientales con una alta vulnerabilidad debido a servicios esenciales inadecuados, como agua y saneamiento, atención médica y educación”, subraya el reporte.


Asimismo, advierte que esa situación socava todo el espectro de los derechos del niño, desde el acceso a aire limpio, alimentos y agua potable hasta la educación, la vivienda, la protección contra la explotación e incluso su derecho a sobrevivir.


Entre otros factores a que están expuesto los infantes, Unicef menciona las inundaciones costeras y fluviales, los ciclones, las enfermedades transmitidas por vectores, la contaminación por plomo, las olas de calor, la escasez de agua y los altos niveles de contaminación del aire.


Por otra parte, el estudio destaca la contradicción existente entre “dónde se generan las emisiones de gases de efecto invernadero y dónde los niños están sufriendo los impactos climáticos más significativos”.


En ese sentido, precisa que los 33 países de riesgo extremadamente alto representan colectivamente sólo el nueve por ciento de las emisiones mundiales de CO2, mientras que los 10 mayores contaminantes son responsables de casi el 70 por ciento.


Para poder enfrentar la crisis, la Unicef instó a los gobiernos y las empresas a “escuchar a los niños y priorizar las acciones que los protejan de los impactos (del cambio climático)” y a acelerar el trabajo para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.