Líderes del PAN, PRI y PRD denuncian ante la OEA triunfos de la 4T con apoyo del crimen organizado

Javier Divany Bárcenas  

Los presidentes de los partidos PAN, PRI y PRD denunciaron ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), en los Estados Unidos, al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y triunfos de Morena en las pasadas elecciones con apoyo del crimen organizado, uso de las instituciones, hostigamiento al INE y TRIFE, así como persecución a medios de comunicación y periodistas.

Marko Cortés Mendoza, del Partido Acción Nacional (PAN); Alejandro Moreno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Jesús Zambrano Grijalva del Partido de la Revolución Democrática (PRD), acudieron hasta las oficinas de Luis Almagro Lemes, secretario General de la OEA, para señalar cuatro puntos de suma delicadeza por las que pasa México.

Desde Washington, D.C., Estados Unidos, el dirigente del PAN Marko Cortés señaló que el primer señalamiento es la intromisión del crimen organizado en el pasado proceso electoral; la segunda, el uso faccioso, doloso de las instituciones para perseguir y amedrentar a los opositores; la tercera, el hostigamiento permanente del gobierno federal en contra del INE y el Tribunal Electoral y cuarta, la persecución a los medios de comunicación y a líderes de opinión que se han atrevido a disentir de lo que está ocurriendo con el gobierno.

“Amigas y amigos, es momento de levantar la voz y de defender a México. Nuestro país tiene que seguir siendo una democracia en donde tu voz, mi voz y la de todos los mexicanos sea escuchada y tomada en cuenta”, señaló Marko Cortés.

Ante las advertencias de Andrés Manuel que se “anden con cuidado porque quizá y se les ve ligados al caso que tiene el ex Secretario García Luna”, Marko refirió que es precisamente parte de su hostigamiento.

“Lo que es claro es que al presidente le es muy incómodo que estemos con organismos como la OEA, que velan por la democracia, por el respeto a los derechos humanos, por la paz de las naciones en América, claro que le es incómodo a quien está de forma reiterada violentando los derechos humanos y la democracia”, dijo el panista.

Por su parte, Alejandro Moreno del PRI advirtió que su presencia es para defender a las instituciones democráticas de México, y detalló que el documento signado por los tres líderes de la oposición mexicana, evidenciaron la violencia política que se vivió en dicho periodo, con la narración de amenazas y asesinatos de 102 candidatos a puestos de elección popular.

Expresaron su preocupación por el ataque constante desde la Presidencia de la República a las instituciones y órganos electorales, destacando el que se ha realizado en las llamadas “mañaneras” a la autonomía e independencia del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Por ello, ante la grave situación denunciada, solicitaron que el Consejo Permanente de la OEA de seguimiento, emita alguna resolución y recomendación, referentes a la intervención del crimen organizado en el pasado proceso electoral, sea consentido o pactado con el gobierno federal.

Sobre el hostigamiento del ejecutivo federal al INE y al TEPJF; respecto al uso faccioso de las instituciones de procuración de justicia y persecución de opositores, así como por el ataque constante a los medios de comunicación y líderes de opinión.

Los dirigentes de las tres fuerzas políticas externaron su desacuerdo con las declaraciones del presidente mexicano con intención de sustituir a la OEA por otro mecanismo regional, lo que, aseveraron, no representa el sentir de la nación mexicana y nos pone en el grupo de países que arriesgan la democracia y las libertades en la región.

Jesús Zambrano presidente del PRD, alertó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, dijo que “es preocupante el papel que tuvo la delincuencia organizada para distorsionar los resultados electorales y que el gobierno no haya actuado pese a los testimonios y las pruebas de la intervención de la delincuencia organizada en el proceso electoral”.

Lamentó que México esté lejos de tener una democracia madura. “Las elecciones del pasado 6 de Junio no estuvieron apegadas a los principios democráticos y se violentaron los derechos fundamentales”.

Asimismo, denunció que en este marco de inestabilidad política el ejecutivo federal y su partido amenacen con una reforma electoral que contempla la renovación de la totalidad de los integrantes del INE y del TEPJF, “es una forma indebida de presión sobre los procesos electorales”, indicó.

Lo más delicado para México, dijo Zambrano, es la intervención del crimen organizado -de manera consentida o pactada con el gobierno Federal-, en el proceso electoral, así como el uso faccioso de las instituciones de procuración de justicia y persecución a los opositores y el constante ataque a los medios de comunicación y líderes de opinión.

Durante su visita a esta ciudad el dirigente acudió a la CIDH, en donde denunció la persecución política en contra de militantes perredistas como Rogelio Franco, preso político en Veracruz, a quien el INE ya le reconoció sus derechos plenos como diputado federal, y confió que la Comisión emita algún resolutivo o medidas precautorias para que se salvaguarde los derechos políticos y ciudadanos del diputado electo Franco Castán.