Inaugura judo brasileño su senda de coronas paralímpicas en Tokio

Tokio, 29 ago (Prensa Latina) El judo brasileño inauguró hoy su senda de las coronas en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, con la victoria de Alana Maldonado en menos de 70 kilogramos, clase B2.


Maldonano, subtitular parapanamericana en Toronto 2015 y Lima 2019, derrotó en la final a la georgiana Ina Kaldani, categoría B2 (para discapacitados visuales que perciben formas y luminosidad), por wazari para ganar su primer cetro paralímpico después de la plata alcanzada en Río de Janeiro 2016.


La sudamericana debutó en los cuartos de final de la justa japonesa luego de quedar bye en la primera ronda, con un triunfo ante la italiana Matilde Lauria (B1-ceguera total) y más tarde aventajó con similar técnica a la turca Raziye Ulucam (B3-poca visión) para acceder a la disputa del pergamino dorado.


No es fácil para nosotros ir tras las medallas. Tenemos una vida y debemos renunciar a ella para poder hacer esto. Pero hoy puedo decir que todo valió la pena. Hice mi sueño realidad y las personas que me quieren son muy felices, afirmó la brasileña a la prensa.


“Este oro no es solo mío, es nuestro. Hay mucha gente detrás. Muchas gracias por el apoyo de todos. Este oro es nuestro, se va a Brasil”, agregó.


Los metales de bronce de la división quedaron en poder de la mexicana Lenia Fabiola Ruvalcaba (B3), quien aventajó por uno de los dos terceros puestos a Ulucam con un ippon, y en la japonesa Kazusa Ogawa (B2).


Ruvalcaba abrió la competencia con una derrota por ippon en los cuartos de final ante Kaldani, quien la arrastró al repechaje al avanzar hasta la discusión de la corona, y después venció ya en la repesca a la griega Theodora Paschalidou (B1) con idéntica técnica.


La representación de Latinoamérica también sumó este domingo otra medalla bronceado con la brasileña Meg Emmerich (B3) en más de 70 kilos.
Emmerich doblegó en la discusión de la presea a la mongola Altantsetseg Nyamaa (B2) por ippon.


El título del peso recayó en la azerbaiyana Dursadaf Karimova (B3), quien batió en la final a la kazaja Zarina Baibatina (B3) por ippon, mientras la italiana Carolina Costa (B2) consiguió el otro lauro de bronce de la división.

Lo de hoy: