Participará Bolsonaro en XIII Cumbre del grupo Brics

Brasilia, 9 sep (Prensa Latina) El presidente Jair Bolsonaro participará hoy en la XIII Cumbre de líderes del Brics, grupo que aglutina a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.


La reunión se celebrará por segundo año consecutivo por videoconferencia para cumplir recomendaciones de las autoridades sanitarias internacionales de mantener la distancia y el aislamiento social como formas de evitar la propagación de Covid-19.


El primer ministro indio, Narendra Modi, presidirá el encuentro que tendrá como tema: Cooperación intra-Brics para la continuidad, consolidación y consenso.


Medios periodísticos aseguran que Nueva Delhi esbozó cuatro áreas prioritarias, incluida la reforma del sistema multilateral, la lucha contra el terrorismo, el uso de herramientas digitales y tecnológicas para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la mejora de los intercambios entre personas.


Además de estas cuestiones, los líderes también intercambiarán puntos de vista sobre el impacto de la pandemia de Covid-19 y otros problemas globales y regionales actuales.


La cumbre de este año coincide con el aniversario 15 de la formación del bloque de mercados emergentes, que en su momento se llamó BRIC.
Cinco años más tarde, Sudáfrica se unió y pasó a llamarse Brics, y desde 2009 los líderes de los países platican anualmente.


En noviembre de 2019, el gigante suramericano acogió la undécima cita y en la llamada Declaración de Brasilia, que abarcó 73 puntos, los miembros del foro reafirmaron además su “compromiso de ayudar a superar los importantes desafíos a los que se enfrenta actualmente el multilateralismo”.


De igual manera de preservar el papel central de la ONU en los asuntos internacionales y respetar el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, sus propósitos y principios.


Según el periodista y analista Marcelo Ninio, en su blog en el diario O Globo, las actitudes hostiles hacia China de Bolsonaro y sus seguidores crearon la percepción en Beijing de que una relación de confianza con el Gobierno brasileño no será posible mientras el exmilitar esté en el poder.


Para Ninio, aunque el comercio bilateral batió marcas y en público la postura del gobierno chino es de “paciencia estratégica”, ahora está menos interesado en mantener abiertos los canales de diálogo para avanzar en temas de interés para Brasil, como la apertura del mercado a más productos brasileños.