Panorama después de las elecciones primarias en Argentina

Buenos Aires, 13 sep (Prensa Latina) Amanece en Argentina y la noticia hoy es el día después de unas elecciones primarias que dibujaron un mapa político muy diferente a 2019 y fortalece a la derechista alianza opositora Juntos por el Cambio.


El avance de los resultados provisorios en las últimas horas, con el 98 por ciento de las mesas escrutadas, le dieron una dura derrota al oficialista Frente de Todos, que deberá revertir desde ahora y hasta el 14 de noviembre la situación si no quiere perder el quórum en el Senado y la primera minoría en la cámara de Diputados del Congreso.


En lo que respecta a la lucha por un asiento en la cámara Baja, de los 127 que se renuevan sobre un total de 257, la alianza que impulsó en 2015 el expresidente Mauricio Macri con el nombre de Cambiemos (hoy Juntos por el Cambio), lideró con el 40,5 por ciento (ocho millones 956 mil 643 votos).


El Frente de Todos ocupó el segundo puesto con el 30,2 por ciento (seis millones 668 mil 768) y el resto de los votos fueron para otras coaliciones como el Frente de Izquierda con el 6,3 y Vota con vos con el 3,2 por ciento.


En cuanto a lo que respecta a la lid por llegar al Senado, donde se disputarán el 14 de noviembre 24 asientos de ocho provincias del país, con el 98,7 por ciento de mesas escrutadas también se impuso el color amarillo que representa al macrismo (44,4 por ciento) contra 28,6 que acumuló el Frente de Todos.


Más del 67 por ciento del padrón electoral participó en estas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), las primeras en tiempo de Covid-19, que generalmente sirve de medidor para ver cuales son las fuerzas políticas que puntean camino a las generales y avizora lo que pudiera suceder en las presidenciales de 2023.


Llama la atención que, de los 22 millones 99 mil 587 votos, el 3,7 por ciento (832 mil 622), depositó en blanco su boleta.


La mayor sorpresa de estos comicios fue el avance de la oposición en la provincia de Buenos Aires, que los medios bautizan como “la madre de todas las batallas” por ser la de mayor cantidad de electores. Allí el color amarillo predominó con cinco puntos de ventajas.


Hoy arranca una semana dura y el presidente Alberto Fernández ya adelantó que escuchó en las urnas al pueblo y redoblarán el trabajo para revertir los resultados.


De mantenerse la tendencia que arrojó estas PASO, según analistas el Frente de Todos perdería el quórum en la cámara Alta y Juntos por el Cambio pasaría a ser primera mayoría en la cámara de Diputados, lo que pondría en una difícil situación al Gobierno en el Congreso en los próximos dos años.
jcm/may

Más noticias: