Matizan protestas y lluvia apertura de feria de armas londinense

Londres, 14 sep (Prensa Latina) Decenas de personas intentaron entorpecer hoy aquí el comienzo de una de las mayores ferias de armas del mundo, en la que se exhiben desde helicópteros y fragatas de combate hasta drones sofisticados.


“La guerra empieza aquí”, alertaba una gran tela sostenida por varios activistas a pocos metros de donde los participantes en el evento debían mostrar sus credenciales para acceder al centro de convenciones Excel, en el este de Londres.


Otros desafiaron la intensa lluvia y se acostaron en medio de la calle de acceso al recinto ferial, bajo una estrecha vigilancia policial.


La venta de armas alimenta las guerras, sin armas no habría tantas guerras y morirían menos personas, aseguró a Prensa Latina Bob, quien se trasladó desde Sheffield, en el centro de Inglaterra, para unirse a la protesta organizada por diferentes organizaciones sociales y religiosas del Reino Unido.


La secretaria general de la Campaña contra las Armas Nucleares, Kate Hudson, resaltó que el movimiento pacifista y contra la carrera armamentista gana cada vez más adeptos en el país.


Estamos del lado correcto de la historia, afirmó la activista desde la improvisada tribuna, a la que también se sumó la diseñadora de moda Vivienne Westwood, conocida también por su defensa del medioambiente y su apoyo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, entre otras causas.


La artista llamó a detener la producción de armas, cerrar las fábricas y parar la venta de armamento, tras alertar que las guerras son una de las principales fuentes de contaminación del planeta.


Si no salvamos nuestras almas ahora, nuestros nietos no sobrevivirán, aseveró Westwood.


La feria de armas londinense, que se extenderá hasta el viernes próximo, es auspiciada por el gobierno británico que ve este tipo de eventos como una oportunidad para fomentar una relación más estratégica con la industria armamentista.


Aunque la cantidad de participantes mermó este año con respecto a 2019 debido a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19, en el recinto ferial Excel London estarán al menos 10 de los principales fabricantes de armas del mundo, entre ellos la empresa británica BAE Systems.


La lluvia, que no impidió la protesta de los pacifistas, estropeó, sin embargo, el desfile aéreo de aviones y helicópteros anunciado por los organizadores del evento.

Más noticias: