Continúa Trump con la letanía del fraude electoral

Washington, 6 oct (Prensa Latina) Casi nueve meses después de dejar el cargo, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a cuestionar hoy los resultados de las elecciones del pasado 3 de noviembre con afirmaciones desacreditadas de fraude electoral.


El exmandatario aprovechó también para atacar al comité selecto de la Cámara de Representantes encargado de investigar el asalto al Capitolio el 6 de enero de este año, que terminó con al menos cinco muertos, uno de ellos un policía, y varios heridos.


Según Trump, “la verdadera insurrección ocurrió el 3 de noviembre, la elección presidencial, no el 6 de enero, que fue un día de protesta por los resultados de la falsa elección”.


Otra declaración, de las tres que emitió este miércoles, afirmaba sin fundamento que Estados Unidos podría entrar en guerra con China debido a las políticas de la administración de Joe Biden y su gestión de la retirada de Afganistán.


El republicano elogió la aparición de su ex vicemandatario Mike Pence en el programa de Sean Hannity en Fox News donde habló sobre su relación con el 45 Presidente, particularmente a la luz de su negativa a anular las elecciones de 2020 como Trump había sugerido el 6 de enero.


Pence demostró la noche del lunes que está dispuesto a decir casi cualquier cosa para volver a quedar bien con Trump, señaló un reporte de la cadena CNN.


Se cree que tanto uno como otro están considerando presentarse a las elecciones presidenciales de 2024.


Pence ha dado discursos en eventos conservadores, mientras que Trump ha celebrado mítines en las últimas semanas y anunció que hará uno en Iowa el venidero fin de semana.


De acuerdo con observadores, las más recientes declaraciones del magnate neoyorquino buscan socavar la confianza en las elecciones y se producen mientras el comité selecto del 6 de enero intensifica su investigación.


La semana pasada el comité emitió 11 nuevas citaciones, dirigidas al portavoz de la campaña de Trump y a una serie de personas vinculadas a la planificación del mitin en el que habló aquel 6 de enero, poco antes de que sus simpatizantes se lanzaran contra el Capitolio.


El panel envió antes citaciones a exayudantes de Trump como Mark Meadows, su exjefe de personal en la Casa Blanca.


Los participantes en los sucesos del Capitolio pretendían interrumpir la reunión de los congresistas en la que ratificarían la victoria del demócrata en las elecciones de noviembre.


Un día después del asalto, Biden dijo que quienes irrumpieron en la sede del legislativo eran “terroristas domésticos”.


“No fue desorden. No fue una protesta. No les llamemos manifestantes. Eran una turba de alborotadores, insurgentes, terroristas domésticos”, enfatizó el entonces presidente electo en una intervención desde Wilmington (Delaware).

Más noticias: