Reformas a documentos básicos del PRD

Javier Divany Bárcenas

Ciudad de México, a 10 de octubre

Verónica Juárez Piña, coordinadora nacional de Nueva Izquierda, celebró las reformas a los documentos básicos del PRD, y señala que el partido es congruente con su lucha por el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres y cumple cabalmente con la armonización de sus documentos básicos en materia de paridad y violencia política en contra de las mujeres en razón de género.

En el marco del XVII Congreso Nacional Ordinario del partido, a fin de cumplir con los mandatos legales para la erradicación de la violencia contra las mujeres, Verónica señaló que entre las reformas más importantes del Estatuto se establece el respeto a la paridad de género vertical, horizontal y transversal, así como la progresividad de los derechos humanos, en todos sus órganos de representación y dirección

También se establece que 16 de los 32 integrantes del Consejo Nacional serán para mujeres y que las secretarías generales de las direcciones ejecutivas deberán ser de género distinto al de las presidencias.

Además, se determina la alternancia en la postulación de las candidaturas a cargos de elección popular y el requisito de presentar la Declaración del 3 de 3 contra la Violencia de Género.

“El PRD, en congruencia con su lucha por el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres cumple cabalmente con la armonización de sus documentos básicos en materia de paridad y violencia política en contra de las mujeres en razón de género, de acuerdo a lo ordenado por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, diversas reformas legales en la materia y los relativos Acuerdos del Instituto Nacional Electoral”, precisa Verónica.

Señala que las reformas realizadas a la Declaración de Principios, el Programa de Acción y el Estatuto, versan sobre la armonización respecto al uso del lenguaje incluyente y no sexista, así como lo relativo a la prevención de la violencia política en razón de género.

Asimismo, se crea la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia de Género que dará seguimiento a las víctimas de violencia política en contra de las mujeres en razón de género, la cual estará a cargo de la Dirección Nacional Ejecutiva a través de la Secretaría de Igualdad Género, entre otras reformas relevantes.

“De esta forma, el PRD se reivindica como un partido por y para las mujeres, un espacio de participación política libre de violencia y nos situamos a la vanguardia de la lucha por alcanzar la paridad entre mujeres y hombres en todos los espacios de la vida pública de nuestro país”, refiere Juárez Piña.