Uruguay teme violento final de Copa Libertadores de fútbol

Montevideo, 10 oct (Prensa Latina) Autoridades policiales de Uruguay y Brasil se preparan para una final de Copa Libertadores de potencial clima violento, indicaron hoy aquí medios locales.


El estadio Centenario de Montevideo acogerá el 27 de noviembre el partido definitorio entre los clubes brasileños Flamengo y Palmeras de conocidas rivalidades e irrefrenables fanáticos.


Según reportó el informativo Telenoche, se prevé un escenario muy complejo dado que hay señales de un “clima de guerras” entre las respectivas hinchadas y antecedentes de episodios en escalada en los últimos tiempos que se saldaron con víctimas mortales.


El conductor  Nicolás Núñez aludió a audios que se hicieron virales en redes en los que de ambas partes se habla de traer a Uruguay armas de fuego, municiones, cuchillos y combustibles para fabricar bombas molotov.


El Ministerio del Interior uruguayo coordina ya con su igual brasileño y la cartera de Defensa para la puesta en marcha operaciones de seguridad conjuntas, ya que la mayoría de quienes asistirán al encuentro futbolístico llegarán por vía terrestre, mediante rutas a lo largo de dos mil kilómetros.

La Secretaría Nacional de Deportes concibió las finales de las Copas Suramérica y Libertadores, una semana después como la reanudación de competencias futbolísticas con aforos completos y un impulso a la deprimida industria turística del país.