Randle irá al quirófano y dice adiós a temporada NBA

Washington, 4 abr (Prensa Latina) El ala-pívot Julius Randle de los New York Knicks dijo adiós hoy a la actual temporada del baloncesto profesional (NBA) de Estados Unidos, al confirmarse que irá al quirófano para una intervención en su hombro derecho.
Según fuentes de la franquicia de la Gran Manzana, la baja de Randle será más que sensible para el equipo en los playoffs de la presente campaña, pero no hay alternativa al constatar que la evolución no es la esperada tras dos meses de rehabilitación luego de sufrir una fuerte lesión.
El jugador de 29 años y 2,03 metros de estatura se dislocó el hombro el 27 de enero último e intentó recuperarse mediante un tratamiento conservador para poder regresar al juego y ayudar al equipo si no en la recta final del calendario regular, al menos en las eliminatorias de playoffs.
Pero el criterio de doctores y terapeutas es que no debe jugar en lo que resta de temporada, pues aprecian inestabilidad en el área de la articulación superior del atleta, por lo cual proponen ir al quirófano para una operación que le permita volver a jugar desde el inicio del siguiente campeonato en perfectas condiciones.
Con la baja de Randle, los Knicks pierden 24 puntos, 9,2 rebotes y cinco asistencias por partido, una baja sensible sin dudas.
El ala-pívot fue considerado en 2013 como uno de los cinco mejores de la clase de ese año junto a Andrew Wiggins, Jabari Parker, Andrew Harrison y Aaron Gordon, este último con destacado accionar como integrante del quinteto titular de los Denver Nuggets, vigente campeón de la NBA.
Randle inició su desandar en la liga en Los Angeles Lakers (2014-2018), jugó después en New Orleans Pelicans (2018-2019) y desde este último año recaló hasta el momento en los Knicks.