Crimen organizado en el Distrito Federal

alberto_ruiz
Por Alberto Ruiz
El DF es desde siempre el mayor mercado nacional, aquí se asientan las grandes corporaciones nacionales y transnacionales, ha generado canales de distribución locales y nacionales bien definidos y organizados.
No me puedo imaginar como es que el crimen organizado NO HA PENSADO en eso y ha dejado al margen de su actividad a esta entidad federativa (según las versiones oficiales) pero tampoco puedo imaginar como es que llegan los fonogramas piratas al mercado menudista sin una cadena organizativa perfectamente bien estructurada.
Tepito ha sido desde los años 70 un foco de atención (al trastocar su vocación comercial y conventirse en un centro de distribución –entonces- de fayuca, pues antes era un polo comercial importante sin productos ilegales) ahí surgió hace unos 40 años una primera organización criminal dedicada a fayuquear que en contubernio con las autoridades (entonces federales) crearon canales de trasportación y resguardo de mercancías ilegales (aparatos eléctricos, licores., cigarros y prendas de vestir), de hecho entonces ahí existía una bodega de la SHCP (en lo que se conoce como la Plaza del Estudiante) que servía de bodega a los comerciantes locales.
En Peralvillo y Comonfort estaban las distribuidoras de fonogramas (entonces todavía de acetato) y ahí se conseguían copias “piratas” de los “éxitos musicales” incluso de discos antes de salir al mercado formal.
Hoy puedes entrar a Tepito desde Matamoros y encuentras todo tipo de discos (musicales, videos y software) reproducidos ilegalmente (de hecho ellos sólo son menudistas (no producen) que distribuyen esa mercancía, si llegas hasta Tenochtitlán o Toltecas (lo que antaño fue el corazón de Tepito, encontraras pacas de ropa (por cierto no hay partida arancelaria para la introducción de ropa usada en México, así que TODA la ropa de paca es mercancía ILEGAL) y en el camino encontraras todo tipo de mercaderías (eso aplica también para Rivero) desde buenas reproducciones de perfumes o prendas “exclusivas” hasta jabones de baño o chanclas de plástico (que provienen e los robos a transportistas en carreteras nacionales).
Esa mercancía (toda ella ilegal) llega ahí de manera organizada, desde Pantaco o de las bodegas que en Ecatepec o Tultitlán han colocado los grandes comerciantes, ESO SE DENOMINA ORGANIZACIÓN CRIMINAL aquí y en China (ahora que está tan e moda)
Del otro lado de Rayón (Eje 1 Norte) estaban antaño las comercializadoras de piel (aun quedan algunas) ahora hay una inmensa cantidad de comercializadores de calzado chino (de pésima calidad) y bodegas de productos de a misma procedencia (aunque hay que agregar Corea y Taiwán) desde ahí por El Carmen y Jesús María y hasta La Merced se encuentran las bodegas de “productos de temporada” Árboles y luces en noviembre diciembre; juguetes en diciembre y enero, flores de fantasía en febrero y abril; papelería en julio y agosto; y mucha bisutería y bolsas de dama en los otros meses.
Tepito quedó como mero centro referencial, sin embargo el capital original, las habilidades adquiridas, la organización y estructura, se han convertido en potenciales centros de extorsión por parte de las bandas que ahí se crearon desde entonces.
De hecho hace unos meses realice un recorrido y ante la gran cantidad de puestos que se “traspasaban o vendían” pregunté y la respuesta fue “es que ya no hay ganancia, toda se la quedan ellos” (refiriéndose a los líderes (que en realidad son extorsionadores)
Esas organizaciones (de extorsionadores disfrazados de líderes de comerciantes) tienen un vértice (civil) y un control (oficial) y desde ahí con ese “capital semilla” (como lo llaman nuestros “funcionarios” públicos han generado toda una red de embalaje y distribución de enervantes y psicotrópicos a la capital del país y sus alrededores.
Los brazos de esas organizaciones criminales van desde el corazón de Tepito (hacia el sureste) hasta la Ramos Millán (en el corazón de Iztacalco) y de ahí hasta Iztapalapa y Netzahualcoyotl (estado de México) que pasa por el control de la prostitución en la zona de La Merced; los piqueros de la Moctezuma y Zaragoza y organizaciones comerciales de comida en las calles (hacia el suroeste) abarcando los nuevos desarrollos comerciales de la Alameda (con sus antros, piqueras y restaurantes) hasta Polanco (en donde a través de los puestos de flores distribuyen todo tupo de drogas) y sus antros y de ahí hasta Tacubaya y las colonias marginales de Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras y la salida hacia Toluca.
El norte abarca el control de las actividades de prostitución y pequeños negocios de comida y bebida en la zona de La Villa y de ahí hasta San Juan de Aragón, Ecatepéc y Tlalnepantla (en el estado de México) y finalmene el poniente, hasta Naucalpan y Atizapán (en el estado de México controlan primero Coltongo (en donde se empaqueta y traslada hacia la Central del Norte) una gran parte de la droga que sale de la ciudad, después Pantaco (llegada natural de las mercancías ilegales) y de ahí a Azcapotzalco y El Rosario.
El crimen organizado (LAS BANDAS de EXTORSIONADORES) controla todo tipo de comercios (giros) en que se puede expender droga (desde un cigarrillo de marihuana hasta algunos gramos de heroína) mediante “propuestas” muy interesantes para sus dueños o mediante la amenaza permanente de quemarles el negocio o asesinarles a ellos o sus familias.
Sólo la autoridad no se da cuenta de la existencia de esos canales de distribución o simplemente ignora (de hacerse de la vista gorda) lo que está pasando a cambio de untarse las manos con unos billetes.
Esto ha venido sucediendo des de hace tres décadas ya dejó de ser a escondidas, hay “tienditas” en prácticamente cada colonia del DF (todas ellas “cuidadas” por dos o tres individuos sentados en la banqueta con un refresco o una cerveza a plena luz del día, a la vista de las autoridades) y quien no copera simplemente desaparece.
La guerra que se inició hace unos meses (como dije ya) ahora se hace pública, el hijo de un cacique (capo) creyó que su linaje le alcanzaba para reapropiarse de lo que su padre vendió (y por lo que cobra desde la cárcel) y decidió salir a recuperar “su territorio” SALUD.
No es una cosa menor, la violencia puede recrudecerse en toda la ciudad, pues ya hay serias “inconformidades” de los capos locales con los grandes capos y podrían considerar este momento como el más propicio para lograrlo.
La ciudad de México NO ES TERRITORIO libre de crimen organizado, está tan bien organizado que parece que no lo hay, pero pueden cambiar las circunstancias.

Comentarios con Facebook