Oposición cierra puertas al diálogo con el presidente egipcio

egipto-mohamedmorsy3

El Cairo, 9 jun (ULAN-PL) La oposición secular egipcia cerró hoy las puertas al diálogo con el presidente Mohamed Morsi y anunció que se suma a una campaña en curso de recogida de firmas diseñada para demandar elecciones anticipadas.

No hay diálogo con la Hermandad Musulmana (HM) o el régimen; nuestra fecha es el 30 de junio; no hay retroceso en (la demanda de) las elecciones anticipadas, dijo el ex candidato presidencial Hamdeen Sabbahi a la prensa en la sede de su partido Corriente Popular (nasseristas) en esta capital.

Los “ajuán” como se llama en egipcio vernáculo a los miembros de la HM apoyaron las aspiraciones presidenciales de Morsi, que es uno de sus miembros y fue el candidato del brazo electoral de esa agrupación islamista, el Partido Libertad y Justicia.

Una campaña llamada Tamarod (rebelde, en árabe) ha logrado acopiar unos siete millones de los 15 millones de firmas que se propone presentar para exigir la celebración de un plebiscito e impugnar el mandato del presidente.

Portavoces de Morsi han dejado saber que la propuesta es inconstitucional y advirtieron que si bien permiten las protestas públicas, no admitirán actos de vandalismo.

Todo indica que las formulaciones del líder nasserista, tercero en los comicios del 30 de junio del año pasado de los cuales Morsi emergió vencedor por estrecho margen en la segunda vuelta, reflejan la postura del Frente de Salvación Nacional (FSN), la coalición de agrupaciones laicas e izquierdistas devenida principal fuerza opositora, cuyos integrantes acusan a Morsi de querer islamizar la sociedad egipcia.

Sabbahi asimismo reiteró que el FSN retiró las precondiciones establecidas meses atrás para participar en un diálogo nacional convocado por el mandatario con el fin de encontrar terreno común y normalizar el país, cuya economía está semiparalizada debido a la pugna política.

El choque frontal entre la primera magistratura y la oposición se agudizó en noviembre pasado cuando Morsi se invistió de facultades omnímodas que hacen sus decisiones irreversibles.

Desde entonces el presidente egipcio ha anulado algunas, pero la colisión persiste y, en estos momentos, el país atraviesa por una etapa de calma que precede a la tormenta, según todos los indicios.

La crisis en ciernes se complica por el embrión de conflicto con Etiopía que la semana antepasada comenzó el llenado de una súper presa en el Nilo Azul que se teme prive a Egipto de parte del agua del río Nilo, vital para su supervivencia tanto por su importancia en el suministro de agua destinada al consumo humano y la agricultura, como para la producción de energía en la represa de Asuán.

Comentarios con Facebook