LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Antiterrorista cubano expresa su dicha por ser padre

ramon-labanino

La Habana, 16 jun (PL) Yo soy padre de tres hijas, tengo tres hermosos tesoros, tres ternuras infinitas, tres amores eternos, afirmó hoy Ramón Labañino, uno de los cinco cubanos juzgados y condenados en Estados Unidos pese a luchar contra el terrorismo.

Labañino envió un mensaje por el Día de los Padres, entregado a Prensa Latina por su esposa Elizabeth Palmeiro, en el cual confiesa que ha conocido de dolores fuertes, tanto físicos como mentales, “y creo que estoy preparado para superarlos”.

Pero nunca un pesar es tan duro e implacable para mí como ver una lágrima de tristeza en las mejillas de mis niñas, subraya el Héroe de la República de Cuba, título que ostenta tal como sus compañeros Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, conocidos mundialmente por Los Cinco.

Labañino, sentenciado en diciembre de 2001 a cadena perpetua más 18 años de cárcel y en 2009 resentenciado a 30 años por cargos y delitos no cometidos, expresa todas las sensaciones que despiertan en él Lizbeth, Laura y Ailí, sus hijas, y que la sola existencia de ellas lo hace feliz, “el más feliz de los padres”.

Los seres humanos venimos solos al mundo, con el cariño y cuidado de nuestros padres. Después nos damos cuenta que al tener hijos estamos constantemente acompañados, diariamente soñando, eternamente amando, agrega.

“Así las amo y así las vivo, y puedo decir hoy que es el Día de los Padres, que a ellas les debo ser el más amoroso y afortunado de todos los papás del mundo”, agrega.

Los Cinco fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 en la ciudad de Miami mientras obtenían información sobre los planes de grupos violentos radicados en el sur de la Florida, cuyos actos han causado más cinco mil víctimas entre muertos e incapacitados en la población cubana en el último medio siglo.

Según analistas, el caso de Ramón Labañino, como el de sus compañeros, acusados de atentar contra la seguridad nacional de Estados Unidos, entre otros cargos, es una vendetta política de Washington contra la Revolución cubana.

Comentarios con Facebook