LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Nicaragua con rumbo firme en proyecto de canal interoceánico

gran_canal6

Managua, 15 jun (PL) Dos importantes decisiones adoptó Nicaragua durante la semana que concluye hoy para encaminar el proyecto constructivo de canal interoceánico, sin socavo de la soberanía nacional, en beneficio del comercio global y el combate contra la pobreza.

La primera fue adoptada este jueves por la Asamblea Nacional al aprobar, mediante votación mayoritaria, la Ley Especial para la Infraestructura y Transporte Nicaragüense atingente al Canal, Zona de Libre Comercio e Infraestructura Asociada.

Publicada al día siguiente en la Gaceta Oficial, la norma jurídica regula el otorgamiento de las concesiones, los incentivos a la inversión y otros derechos que el Estado ofrecerá a la empresa a cargo de la gestión del proyecto, bajo el principio expreso de colocar en manos del país las decisiones finales para emprender cualquier obra.

El debate en el Parlamento puso de relieve la polarización entre los diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional y los integrantes de la opositora Bancada Democrática, quienes expusieron su rechazo total.

En opinión de los sandinistas era “un día de esperanza para los pobres”, según resumió Edwin Castro; mientras del otro lado llovieron las críticas por supuesta inconstitucionalidad del texto, falta de consulta, perjuicios medioambientales para el país y entreguismo de recursos nacionales a intereses foráneos.

Durante el último sexenio, bajo el gobierno del presidente Daniel Ortega, esta nación registra un crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto (PIB) superior al cuatro por ciento, según datos avalados por Naciones Unidas mediante la Cepal.

Con las inversiones previstas en el megaproyecto del canal, que incluye además oleoducto, ferrocarril, puertos, zonas francas y aeropuerto, el alza del PIB podrá ser de 10 a 15 por ciento anual, sustentaron en el debate de la Asamblea Nacional.

“Queremos cerrar la angustia de los pobres de una vez por todas; este es el día más importante para el desarrollo histórico de Nicaragua”, dijo Edwin Castro en nombre de la bancada sandinista.

El segundo acontecimiento a favor del proyecto tuvo lugar anoche, cuando Ortega y Wang Jing, presidente de la empresa internacional Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment Co. (HKND Group), suscribieron el acuerdo marco de concesión e implementación para la construcción del canal.

HKND, con oficina en la ciudad china de Hong Kong, presentó credenciales a los ojos del público en un contexto en que opositores al gobierno sumaban días de especulaciones acerca de la seriedad de la compañía.

Firmas internacionales, inscritas entre las líderes en su ámbito de competencia, participan de la iniciativa, evidenciaron en el encuentro, al exponer sobre cuestiones legales, conceptos para investigación medioambiental, trabajos de ingeniería y análisis económico-financieros, entre otros aspectos.

“Este es un proyecto, que como bien lo hemos dicho, viene a combatir la pobreza, la extrema pobreza y viene a traerle bienestar, prosperidad y felicidad al pueblo nicaragüense”, sintetizó Ortega.

Wang Jing, destacó el estadista, está organizando “las fuerzas económicas, el capital humano, el capital financiero, el capital tecnológico y todas las fuerzas que tienen que unirse para que este proyecto” pueda convertirse en realidad.

Los estudios de factibilidad ofrecerán definiciones; no hay nadie en el mundo con conocimiento exacto, ni los Estados Unidos, que tanto interés han tenido en Nicaragua e incluso establecieron durante más de 50 años que no podría tocarse nada aquí para construir un canal, dijo el mandatario.

Después de 500 años de manejarse la idea, por primera vez se hará una investigación de tal envergadura; ello de por sí es una hazaña, comentó.

Esos análisis permitirán ver cuál es el camino y las acciones por adoptar en todos los campos para lograr que este canal se convierta una realidad, señaló.

Actualmente el 90 por ciento del comercio mundial tiene lugar mediante el transporte marítimo, cuyo flujo continuará en ascenso; por tanto, “desde el punto de vista histórico es imperativo desarrollar y construir un canal transoceánico más amplio, más profundo, que permita mayores cargas y beneficios”, apreció Wang Jing.

Reducir la distancia de las rutas marítimas, bajar los costos del transporte y mejorar la eficiencia y seguridad de navegación constituyen intereses mundiales, fundamentó el empresario.

En consecuencia, el sueño del pueblo nicaragüense responde a esa demanda, sentenció.

Comentarios con Facebook