Texas apunta a convertirse en el estado antiaborto número 13

TEXAS

Washington, 2 jul (ULAN-PL) El estado de Texas podría convertirse hoy en el departamento estadounidense número 13 que prohíbe las operaciones de aborto después de 20 semanas de gestación.

Debido a la presión demócrata en contra de este históricamente polémico tema con implicaciones sociales y religiosas, la legislatura estadual tejana falló la semana anterior en refrendar el proyecto de regulación denominado Enmienda 5.

El Senado del sureño territorio reinició los debates el lunes en la tarde y de no alcanzarse una fórmula de compromiso político las discusiones continuarían este martes, confirmaron fuentes parlamentarias.

Aunque la votación ha atraído la atención nacional porque se trata de un territorio tradicionalmente conservador, Texas no sentará ningún precedente con esta medida porque desde 2010 ya otros 12 estados han sancionado leyes similares.

North Dakota, Nebraska, Kansas, Oklahoma, Arkansas, Louisiana, Indiana, Alabama, North Carolina, Georgia, Arizona, e Idaho son los departamentos que activaron normativas que -según analistas- contradicen derechos fundamentales de las mujeres.

Encuestas recientes del diario National Journal reflejaron que un 48 por ciento de los estadounidenses respaldan la prohibición de las 20 semanas, con el controvertido argumento no científicamente probado de que los fetos sienten dolores.

El anterior debate parlamentario terminó en caos en la madrugada del miércoles 26 después que la senadora Wendy Davis tomó la palabra en la tarde del martes y habló durante 10 horas seguidas para boicotear la votación.

La enmienda hubiera provocado la clausura de media docena de clínicas en el sureño estado, gobernado por el excandidato presidencial republicano Rick Perry.

El presidente Barack Obama confirmó que vetará cualquier enmienda republicana que pretenda prohibir el aborto en Estados Unidos luego de las 22 semanas de gestación.

Hace 40 años la Corte Suprema ratificó el derecho constitucional de una mujer para decidir sobre su privacidad sexual y maternidad, incluso la libertad de elección en ese sentido, indicó un comunicado de la Casa Blanca.

Este proyecto de ley del partido opositor refuta directamente preceptos y contenidos de nuestras legislaciones y el rol de los médicos ante los pacientes, agrega el texto.

Bajo el nombre de Acta Para la Protección de Fetos, una versión del proyecto legislativo halló su camino en la Cámara de Representantes con el respaldo de numerosos miembros del Partido Republicano.

Comentarios con Facebook