Decisiones judiciales secretas en EE.UU. amplían espionaje doméstico

espionaje usa

Washington, 7 jul (PL) Las decisiones secretas de la Corte de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA) permitieron a las agencias de inteligencia estadounidenses ampliar sus facultades para el espionaje doméstico, afirma hoy el diario The New York Times.
En los últimos años la FISA se convirtió en un ente paralelo al Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos, pero a diferencia del máximo órgano judicial, solo escucha los criterios del Gobierno, y sus argumentos no están bajo escrutinio público, agrega el periódico.
Las decisiones secretas de ese ente judicial permitieron a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) ampliar de forma significativa sus facultades para vigilar las comunicaciones electrónicas de los estadounidenses.
Los 11 miembros de la FISA han emitido más de una docena de documentos que permitieron la obtención de grandes cantidades de datos personales, con el pretexto de que los individuos afectados eran sospechosos de actividades de terrorismo, espionaje o de preparar y realizar ataques cibernéticos.
Las decisiones revelan que la Corte expandió su papel y estableció importantes precedentes judiciales, dijeron al Times exfuncionarios no identificados que tuvieron acceso a los textos secretos de esa entidad.
La Casa Blanca solicitó a la FISA la semana pasada que rechace una solicitud presentada por la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos para que exponga públicamente sus opiniones acerca del espionaje doméstico.
Los abogados del Departamento de Justicia argumentaron que la publicación de dichas opiniones expondría al público a peligros significativos que deben mantenerse fuera del debate actual.
El excontratista de la NSA, Edward Snowden, entregó el mes pasado a la prensa documentos clasificados que revelan programas de espionaje del Gobierno norteamericano contra entidades comerciales e instituciones privadas y públicas de otros 35 países.
El también exagente de la CIA llegó a la terminal aérea moscovita el pasado 23 de junio procedente de Hong Kong y ha solicitado asilo político a 27 países, la mayoría de los cuales rechazaron su solicitud, o pusieron como condición que el demandante se encuentre en su territorio.
Los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Bolivia dijeron que estaban dispuestos a ofrecerle refugio.

Comentarios con Facebook