Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Semana del Horror
*Embustes Políticos
*“Dele Forma y ya”

La semana que antecedió a los comicios del domingo anterior, ahora 7 de julio, una semana después de cumplirse un año desde los comicios presidenciales que siguen atorados en los dimes y diretes sobre los gastos excesivos de todos los contendientes –es extraño que, en esta materia, no se acuse al PAN, que mantenía el poder presidencial, acaso porque tenía más recursos para ocultar procedencias o porque, sencillamente, la cúpula optó por dejar hundir al barco de Josefina Vázquez Mota-, restando con ello, a casi siete meses y medio de distancia desde la asunción presidencial, parte de la legitimidad política del Primer Magistrado, puesta en duda desde el momento en que afloraron los bonos, despensas y vales de Soriana y Monex… aunque luego, con los montajes acostumbrados por Genaro García Luna, al servicio de Los Pinos, se visualizara el supuesto saqueo a uno solo de los almacenes en cuestión puesto el vídeo a disposición del perredismo y de Andrés Manuel López Obrador quien siempre recibe, como él mismo dice, las evidencias respectivas contra él “de milagro”. Y eso que asegura desdeñar a la “iglesia” como él llama al PAN.
Lo anterior es y sigue siendo, por desgracia también después de los comicios del domingo pasado en catorce entidades –más una emergente-, una buena síntesis de la manera en que ha caído la política, ahora como nunca antes -¡y miren que hay historias terribles!-, al nivel del pandillerismo partidista más avieso, sucio y degradante por parte de todos y cada uno de los actores de las contiendas. Al parecer, no se trata de construir –la actitud de un buen demócrata- sino de destruir –la característica esencial de los fascistas en todo tiempo y lugar-.
Dicen que uno va pasando cuando no entiende cuestiones como el hecho de que la gasolina puede cambiarse con orines. Me hizo gracia la nota porque, hace dos años, los deportistas hispanos se indignaron, al grado de fracturar de alguna manera las interrelaciones diplomáticas con Francia, cuando un programa de guiñoles, muy visto entre los galos, mostró a Rafael Nadal consumiendo una bebida –supuestamente con anabólicos-, y luego desechando los líquidos corporales sobre el tanque del automóvil que, desde luego, adquiría una potencia increíble; ello después de que otro español, Alberto Contador, había sido descalificado del prestigioso “Tour de Francia”, de ciclismo, por no haber superado la prueba anti-dopaje. ¡Hasta los zánganos Borbones saltaron por el disgusto, pero no se atrevieron a más!
Pues así nos pasa cuando observamos que, pese a las tantas reformas y candados, la clase política no entiende sus límites y burla, constantemente, los candados impuestos para evitar las inyecciones de dinero sucio, como el derramado en Baja California en donde el nieto del profesor de Santiago Tianquistenco, Carlos Hank Inzunza Banda, con estilo hippie y arrogante andar, no midió alcances al presentarse a apoyar al candidato panista, con la alianza inmoral del PRD, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, mientras su padre, Jorge Hank Rhon, se retrataba con el priísta Fernando Castro Trenti… sólo para disimular los apoyos soterrados de la peculiar familia al ex alcalde de Tijuana: no se olvide que tanto Hank Rhon como “Kiko” se alternaron en esta posición y entablaron, a partir de ella, algunos buenos entendidos que le permitieron al segundo amasar una fortuna no propia de la descripción juarista sobre una “digna media” en donde debían situarse, dentro de la sociedad, los políticos decentes. ¿Los habrá todavía?
Por supuesto, como era de esperarse, la gasolina fue sustituida por desechos corporales líquidos; como el estiércol sirve para podar y la miseria humana para sembrar deshonor y dolor a quienes no pueden o no saben defenderse; por ejemplo, tantos candidatos acosados por el narcotráfico sin que ninguna institución sepa defenderlos porque no tiene facultades para ello. Otra laguna más que demuestra la desdeñosa actitud del cuerpo legislativo sobre los temas que, de verdad, competen a la ciudadanía y no sólo a los intereses partidistas. ¿A quiénes representan diputados y senadores?¿A quienes los eligieron o a sus dirigentes? Contesten, ante su propia conciencia, y comenzarán entonces a entender la razón de fondo de esta crítica fundamentada en la realidad.
Nos han pedido a quienes integramos el Padrón Electoral, hasta el cansancio acaso porque un treinta por ciento de los mexicanos en edad de votar cuentan con sus credenciales sólo para fines de identificación y no para sufragar, decepcionados por los candidatos y sus partidos –esto es sin sentirse verdaderamente representados por ellos-, civilidad y confianza. Y allí vamos, a formar largas filas ante las casillas, esperando turnos, dispuestos a cumplir nuestro deber pese a no estar resueltamente seguros sobre la calidad de los ponentes. Pero, cada vez, son más las dudas y los ardides. Porque son demasiados pecados, como reconoció la priísta Cristina Díaz Salazar, senadora y ex alcaldesa de Guadalupe, Nuevo León, una conurbación de Monterrey, ante los abusos de algunos gobernadores que, francamente, hicieron campañas por su cuenta, lo mismo que hace el PAN en donde puede y el PRD cuando se trata de salvarse de la quiebra… como en Baja California en donde apoyó al gobierno –que detenta el PAN desde hace un cuarto de siglo-, sin argumentos válidos para ello.
Debate
Los embustes políticos son bastante peores, sin que esto justifique ni unos ni otros, a los “embutes” que algunos pseudoperiodistas reciben con tal de aligerarles las cargas a ciertos políticos comprometidos hasta el cuello o que no desean tener eco sobre acciones mal encaminadas de antemano, digamos como las intervenciones de algunos de ellos en los comicios recientes. En fin, los embustes son más graves y perniciosos porque, al final de cuentas, obran sobre el colectivo y lo reduce a una ominosa condición de postración. Por ejemplo, los acuerdos soterrados que dan lugar a las alianzas turbias de las que algunos se han beneficiado; y no hablo, fíjense bien, de los muy escasos liderazgos naturales que han dado como consecuencia explicable a la unión de varias tendencias en torno al personaje que aglutina.
Pasados los comicios domingueros, con toda la chatarra prevista de antemano convertida en acusaciones mutuas que tienden a restar credibilidad a quienes se dicen vencedores colocando al país entero ante una creciente condición de ingobernabilidad como la que ya se vive en no pocas regiones del país. Vamos saltando, de Tamaulipas a Michoacán y de ésta a Baja California, por decir lo menos. Y el hecho es que nadie se atreve a poner remedios conocidos por su efectividad. Fíjense, este columnista no ha cesado en señalar a calderón –minúsculas- por sus graves desviaciones; y, sin embargo, reconoce que su iniciativa de reforma política, que incluía las segundas vueltas electorales y las candidaturas ciudadanas, entre otras cosas, debió ser tratada de una manera distinta y con la premura requerida; en cambio, se archivó lamentablemente por efecto de las pugnas interpartidistas.
Y en este punto, estamos detenidos todos.
La Anécdota
Solía Gonzalo N. Santos, gran cacique de la Huasteca, presumir que él era capaz de hacer cualquier cosa, matar incluso, sin ser jamás alcanzado por la justicia. En alguna ocasión, en Tampamolón. San Luis Potosí, mandó colgra a un sujeto que se le había alebrestado; y con la madera del árbol ordenó construir una figura del Santo Santiago, patrono del lugar, para calmar a los pobladores; pero, como sobró madera, entonces decidió que el mismo escultor le hiciera una figura del demonio que guardó en su oficina particular, en el Pedregal de San Ángel, en el Distrito Federal, hasta su muerte.
Pues bien, en materia de elecciones y asesinatos, Santos –vaya apellido-, tenía a flor de labios una sentencia para quienes deberían ocuparse de arreglar los cochineros. Mandaba llamar a los leguleyos a su servicio y les decía:
–Denle forma, licenciados…
Y se la daban. Así… hasta nuestros días.
– – – – – – – – – – – – – – – –
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
EN LA MEDIDA EN QUE DISMINUYA LA CONFIANZA DE LOS ELECTORES EN LOS PROCESOS COMICIALES, SE REDUCIRÁN TAMBIÉN LOS ESPACIOS DE LA DEMOCRACIA A FAVOR DE LOS VIEJOS AUTORITARISMOS QUE SÓLO LOS INGENUOS CREYERON HABER ENTERRADO CUANDO ACEPTARON LA DEMAGOGIA DEL CAMBIO QUE NUNCA SE DIO. HOY ESTAMOS ANTE EL ESCEPTICISMO, GRAVE, OTRA VEZ; Y ES NECESARIO, URGENTE, CUANDO MENOS, MODIFICAR LOS ESCENARIOS Y LA ESTRUCTURA DE LOS ÓRGANOS RECTORES DE LOS LITIGIOS POLÍTICOS; DE NO HACERLO ESTAREMOS CAMINANDO, MÁS DE PRISA, HACIA LA ANARQUÍA.

Comentarios con Facebook