Unos 50 mil militares sirios muertos por conflicto armado

siria1

Damasco, 13 jul (PL) Unos 50 mil militares del Ejército Árabe Sirio murieron hasta hoy desde el inicio del conflicto armado en esta nación mesoriental en marzo de 2011, revelan estadísticas de la Oficina de Mártires a las cuales tuvo acceso Prensa Latina.
De los uniformados fallecidos, unos 30 mil son de las provincias costeras de Tartous y Latakia, de mayoría alauita, grupo confesional de la rama del chiismo al cual pertenece el presidente Bashar al-Assad.
De acuerdo con las cifras, la ciudad que más mártires ha aportado es Yabbla en la provincia de Latakia, con cuatro mil 477 decesos.
Agrega el documento que unos cinco mil militares permanecen desaparecidos o secuestrados.
Luego de más de dos años de combates, ataques, sabotajes, masacres, ataques con armas químicas y amenazas de intervención militar externa, un porcentaje significativo de la infraestructura de la nación se encuentra destruida, mientras unos cuatro millones de los 23 millones de sirios mantienen la condición de desplazados.
Diversos grupos de la llamada oposición armada, integrada en su mayoría por mercenarios de casi 40 países de la región y de lugares tan distantes como Australia, España y Reino Unido, intentan derrocar al gobierno constitucional con abierto apoyo logístico, financiero y mediático de administraciones occidentales y de la zona.
Este sábado, efectivos de las Fuerzas Armadas atacaron concentraciones de irregulares en los alrededores del Hospital Provincial, la mezquita de Abdul Aziz Abatid y varios barrios de la sureña ciudad de Deraa.
En las acciones fueron abatidos un número indeterminado de contrarios y desactivados 25 artefactos explosivos sembrados por estos en la carretera entre Yassem y Nemer, en el propio territorio, destacó el canal oficial de noticias.
Asimismo, una emboscada del estamento castrense dejó tendidos a tres opositores armados al sur de la localidad de Dumair, en la provincia de Damasco Campo.
Detalló la fuente que el grupo al cual pertenecían los mercenarios se infiltró desde la frontera con Jordania y entre el equipamiento bélico confiscado se encuentra un cañón B-10, lanzadores RPG, 10 ametralladoras, un fusil de francotirador, además de granes cantidades de municiones, máscaras antigás y modernos dispositivos de comunicación.
Otros combates se registraron en la central provincia de Homs, donde los militares repelieron un ataque terrorista contra un punto militar, acotó la televisora.
Homs es escenario de una fuerte ofensiva para liquidar a las bandas de opositores enquistadas en la región, las cuales fueron desalojadas el mes pasado de Qusseir, fronteriza con Líbano, un feudo que mantenían como principal vía de aprovisionamiento de armas desde el exterior.

Comentarios con Facebook