Desafío

RAFA LORET

*Síndrome de Persecución
*Baja California, Pasado
*La Fundación es ya Real
Por Rafael Loret de Mola

Me carcajeo de la pomposamente llamada “Fiscalía Especializada para los Delitos Contra la Libertad de Expresión”; y me repele el uso político de la denominada “Fundación por la Libre Expresión” que utilizó mi nombre, como vocal de la misma desde su iniciación, para que luego su “presidente”, Armando Prida Huerta, sin el menor escrúpulo me censurara en sus diarios con el baladí pretexto de siempre, los ajustes financieros, luego de varios años de colaborar allí y, desde luego, sin la menor indemnización porque los articulistas, rara vez, firmamos contratos de prestaciones. Todo muy justo y ecuánime, con el tono de la nueva democracia. Y lo de la Fiscalía, vamos, es un cuento chino que se extiende cuando insisto en demandar a Editorial Océano por sus afrentas y envían el expediente a la procuraduría del Distrito Federal, que no tiene atribuciones para perseguir el ilícito a sancionar, y no a la Procuraduría General de la República que sí las tiene. Una bazofia verdaderamente grotesca, armada a conveniencia de los políticos en el poder, sean de cualquier filiación partidista.
Tal es el resumen de las simulaciones montadas ex professo para aparentar una transparencia, y una lucha en “pro de la libertad”, que sencillamente no existen. Imagínense, detrás de la segunda está el mayor represor de la historia contemporánea, Manuel Bartlett Díaz, amigo y cómplice de Prida –tenemos pruebas de ellos desde cuando luchamos a favor del diario Cuarto Poder de Tuxtla Gutiérrez, y del varón tuxtleco, Conrado de la Cruz Jiménez, cuya memoria debiera honrarse ya con un monumento en algún jardín abrumado por el oxígeno y el espacio de un mundo libre. Va la iniciativa al joven enamorado, Manuel Velasco Coello, en funciones de gobernador de Chiapas-, en plena barbarie de criterios obtusos, grotescos, mentirosos. Y no se me acaban los adjetivos pero sí las dimensiones de esta columna.
Algo por el estilo sufre la productora de la importante cinta, “Presunto Culpable”, Layda Navarrete –hija de la campechana Layda Sansores y nieta del conocido cacique Carlos Sansores Pérez, ya extinto, pero mujer talentosa de verdad y los orígenes bien poco me importan-, quien ha sido diecinueve veces demandada por una cantidad global de tres mil millones de dólares… sobre todo por concepto de “uso de imagen” por parte de los policías que aparecen en el documental que desnuda la podredumbre del sistema penitenciario mexicano y de la impartición de “justicia” en una nación tercermundista presentada como tal en las pantallas de todo el mundo y cuya fama al respecto sigue creciendo a medida que llueven injustos reclamos armados por las autoridades venales… del poder Judicial. La vergüenza es para ellos, no para los jóvenes cineastas.
Como sabemos, en un corto tiempo, se produjeron varios experimentos en el cine para medir la capacidad de denuncia de los mismos y sus resultados. Además de “Presunto Culpable” apareció “¡De Panzazo! cuyos directores son Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola, para orgullo mío aunque me cueste la torpe ofensa de los despistados. Fíjense: tanto se habla de la parcialidad del segundo, por trabajar en Televisa y haber sorprendido a López Obrador con una entrevista para la cual no se preparó –tampoco lo hizo para el debate entre aspirantes presidenciales como ya confesó Luis Costa Bonino, el uruguayo contratado para mejorar su imagen- siendo por ello estigmatizado el periodista por los incondicionales del político –basta esto para demostrar que el mundo está al revés-, y no se percatan de que tiene diversas tribunas, como las tengo yo, para expresar cuanto sentimos y captamos sin necesidad de escupir a las empresas que nos contratan. En lo personal tengo a honra decir que prefiero ejercer mi libertad a los miserables sueldos –lo son cuando pretenden acallarnos con billetes-, de quienes pretenden usarlos como mordazas.
Pues bien a “¡De Panzazo!”, que no fue financiada por Televisa, le fue bastante bien por sus repercusiones –también en taquilla porque el público acude siempre en busca de los espacios de libertad-, sobre la demanda de una educación de calidad y las denuncias contra la entonces sempiterna dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la “novia de Chucky”, Elba Esther Gordillo Morales, aprehendida el 26 de febrero en el aeropuerto de Toluca con la participación de los marineros del aire, una nueva aplicación de los marines mexicanos capaces incluso de tomar el zócalo capitalino antes de defender los puertos del país. En este caso, los señalamientos tuvieron efecto y el documental cumplió ampliamente con su función. Menos mal que no todo está podrido en Dinamarca, como usualmente se dice –y no sé por qué luego de haber conocido la espléndida Copenhaguen en 2009, donde se asienta, además, el mejor restaurante del mundo; pero eso se lo dejamos a las revistas especializadas como la de Óscar Beteta-.
Me preocupa lo de “Presunto Culpable”, en cambio, porque su denuncia fue bastante más fuerte y directa, contra el sistema judicial en general, y afectó los intereses de los leguleyos que saben hacer de las normas una especie de trincheras tramposas para destruir las honras de cuantos osen cuestionar a jueces venales, magistrados coludidos hasta con pederastas y ministros millonarios de la Suprema Corte. Mientras no cambiemos este escenario truculento no podremos aspirar, de modo alguno, a caminar loa ruta de la democracia; mucho menos cuando pervive, aunque se diga lo contrario en los discursos, una dependencia evidente del Ejecutivo, en cada sexenio, sin importar partidos ni colores. Estamos en la prehistoria en este renglón y lo sabemos. Basta ver las imágenes del documental demandado para cerciorarlo.
Que todas las voces sean las de Layda Negrete. Este columnista no ha sido amigo de su familia pero quiere sacar la cabeza por la brava jovencita que exhibió la inmundicia que todos conocemos y callamos. No podemos seguir así, bajo ningún concepto, ni puede alegarse el derecho de un policía a solicitar millones por su imagen al ser descubierto como un miserable corrupto. Al rato, los vídeos sobre gendarmes solicitando “mordidas” les darán a los inmorales, por el mismo derecho del que hoy tratamos, bastante más que lo recibido por el público extorsionado, vejado con la prepotencia policial, y tantas veces callado para evitarse las molestias que genera el acudir a los ministerios públicos y encontrarse con personal deficiente y torpe. ¿Vamos a seguir así?
Por cierto, ¿y qué hacemos con José Antonio Zúñiga, un joven de Iztapalapa, sentenciado por homicidio y mantenido en prisión ochocientos cuatro días –una eternidad para cualquiera que nunca ha tenido esta experiencia-, de los veinte años a los que fue sentenciado. Y ello se logró, en buena medida, gracias a los oficios de un abogado digno, Rafael Heredia, y al efecto multitudinario de la cinta. ¿Tiene sentido, entonces, demandar a la productora más allá de cualquier posibilidad pecuniaria?¿Y sólo porque tuvo éxito por encima de las consignas? El caso da náuseas y debe ser motivo de una acuciosa revisión por parte del Ministro Presidente de la Corte, Juan Silva Meza, de quien tengo una buena opinión… hasta ahora.
Debate
Por cierto, sobre el traído y llevado caso de Baja California y la penosa evidencia sobre las fallas en los algoritmos de PROISI, la empresa contratada para realizar el PREP, a cargo del ingeniero Carlos Treviño, ya usada varias veces con el mismo fin y con equivocaciones constantes. Algo similar a lo que hizo Hildelbrando Zavala Gómez del Campo, el cuñado d calderón –minúsculas-, aprovechando su acceso al Padrón Electoral y la consiguiente elaboración de listas nominales paralelas. Desde allí viene el mal… que se usó en una entidad gobernada por el PAN desde 1989
Hace veinticuatro años, sucedió algo muy similar bajo el gobierno de Carlos Salinas. En su magnífico ensayo “Un Muro Azul”, Jesús Victoria Ferrer Covarrubias, jalisciense avecindado en Mexicali desde 1967, plantea con detalles la manera como se fraguó, por instrucciones de Salinas, la entrega de Baja California al PAN, concretamente a Ernesto Ruffo Appel, en detrimento de la valerosa Margarita Ortega Villa, mandada al sacrificio sin que ella lo supiera, esto es engañada y vejada políticamente por el establishment. La historia es penosa porque Ruffo, al final de cuentas, es uno de los ex gobernadores bajo sospecha de estar vinculado con el narcotráfico y aunque asegura haber nacido en Ensenada hay pruebas de que en realidad vino al mundo en California, la de los Estados Unidos. Y Margarita, tras el desastre, falleció en 1996, apenas siete años después de la derrota concertada y armada para favorecer las negociaciones de Salinas con la derecha y aplastar con ello las denuncias de fraude del entonces Frente Democrático Nacional que desembocó en la fundación del PRD.
Ahora, “El Pacto por México” es el que da la legitimidad política… con Baja California como rehén. Una vergüenza.
La Anécdota
Por cierto, la Fundación que sí trata de cumplir su compromiso es la que lleva el apellido de este columnista, dispuesto a dar la batalla por la libertad y el derecho de los autores mexicanos para recuperar su propio mercado editorial de las manos de los neocoquistadores hispanos. Es una batalla dura, angustiosa pero esperemos feliz. El contacto para los escritores jóvenes y críticos es la dirección electrónico que está a pie de página.
Desde luego, ya veremos hasta donde nos dejan llegar. Si, como en el caso de “Presunto Culpable”, la presidencia o la judicatura empiezan a lanzar denuncias que sólo el mandatario y los ministros de la Corte podrían solventar con sus altos estipendios, estaríamos perdidos de antemano… salvo por la reacción popular.
– – – – – – – – – — – – – –
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
EL CASO DE LA PRODUCTORA DE “PRESUNTO CULPABLE” –UN DOCUMENTAL CONFIABLE, BIEN HECHO Y CERTERO QUE EXHIBE A LA JUDICATURA EN GENERAL-, DEBE SER EL DE CADA PERIODISTA INDEPENDIENTE. ¿QUÉ PUEDE ESPERARSE?¿QUÉ NOS CAIGAN DEMANDAS CUANDO EJERZAMOS NUESTRA LIBERTAD DE EXPRESIÓN POR EL USO DE PROFESIONALISTAS VENALES Y BANALES QUE SABEN EN DONDE ENCONTRAR LAS LLAMADAS “LAGUNAS JURÍDICAS” PARA DOBLAR A SUS CONTRAPARTES Y A LAS DEL GOBIERNO EN GENERAL? CUIDADO. SÓLO FALTA QUE SO PRETEXTO DE DERECHOS DE IMAGEN Y A LA VIDA PRIVADA SE CANCELE EL PERIODISMO INDEPENDIENTE, DE INVESTIGACIÓN; AUDAZ SI SE QUIERE PERO NO MENTIROSO.

Comentarios con Facebook