Prevalece volatilidad en medidores laborales de Estados Unidos

EEUU-ECONOMIA

Washington, 18 jul (PL) La volatilidad es uno de los elementos que distingue desde hace meses a los indicadores sobre la situación del mercado laboral en Estados Unidos, en un entorno de persistentes dificultades.
Expertos señalan que el medidor sobre las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo, presentado por el Departamento de Trabajo de la nación norteña, muestra constantes altibajos, lo cual evidencia la mixtura y en ocasiones dificulta la realización de pronósticos.
Asimismo, aunque la tasa de desocupación mensual ha disminuido desde los máximos en torno al 10 por ciento registrados en 2009, el comportamiento ha estado marcado por aumentos y disminuciones de una décima o por el mantenimiento del mismo valor durante varios meses.
La caída es atribuida, en gran medida, al hecho de que muchas personas abandonan la búsqueda de ubicación ante el pesimismo existente, más que a la creación sostenida de otras plazas.
El Departamento de Trabajo informó este jueves que el número de personas que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó la semana pasada en 24 mil, a una cifra de 334 mil, su menor nivel en cuatro meses.
Las lecturas pueden ser volátiles en julio debido a que muchas fábricas cierran para reequiparse durante el período y es difícil ajustar el dato por oscilaciones estacionales debido a que el calendario de cierres varía de un año a otro, explicó.
La entidad precisó que el promedio de cuatro semanas, considerado una lectura más confiable del indicador, también se comportó a la baja.
Sin embargo, el número de personas que aún recibe beneficios en virtud de programas estatales regulares después de una semana inicial de ayuda subió en 91 mil,  a 3,1 millones.
El subsidio por desempleo cubre normalmente hasta 26 semanas, pero desde 2008, en medio de la recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, el Gobierno instituyó programas que extendió el beneficio, en algunos casos, hasta por 90 semanas.
Acorde con datos divulgados, el índice de desocupación en Estados Unidos se mantuvo en 7,6 por ciento en junio, pese a la creación de 195 mil plazas.
La fuerza laboral y la tasa de personas que sólo pueden encontrar un empleo a tiempo parcial registraron alzas.
En los últimos meses, la economía ha generado alrededor de 191 mil plazas cada mes, aunque el número de puestos sigue unos tres millones por debajo de la cifra anterior a la crisis iniciada en 2008.
La falta de una recuperación sostenida de ese apartado es una de los principales motivos de preocupación para los habitantes de la nación norteña.
La creación de puestos de trabajo ha sido insuficiente para bajar significativamente el nivel de cesantía pues, acorde con expertos, se necesitan aumentos de más de 250 mil mensuales por un período sostenido.

Comentarios con Facebook