Justicia para Trayvon Martin piden estadounidenses

Justicia para Trayvon Martin piden estadounidenses

Washington, 20 jul (PL) Una semana después de la sentencia absolutoria al exvigilante George Zimmerman, autor del homicidio del joven afroamericano Trayvon Martin, miles de estadounidenses se concentran hoy en 100 ciudades del país para pedir justicia.

Las protestas se desataron desde el mismo momento en que un jurado de Florida integrado por seis mujeres (una de ellas hispana) falló por la no culpabilidad de Zimmerman.

Con la presencia de la madre del adolescente muerto, Sybrina Fulton en Nueva York, y con la del padre, Tracy Martin, en Miami, las protestas convocan a miles de personas también en Chicago, Los Angeles y otras ciudades.

Los manifestantes portan pancartas alusivas al suceso, mientras que otros ciudadanos llevan camisetas con capucha negra, similares a la que llevaba Martin el día en que fue asesinado.

Las manifestaciones señaladas en el Día de Justicia Nacional por Trayvon Martin, ocurren 24 horas después que el presidente Barack Obama hablara sobre este hecho.

Trayvon Martin podría haber sido yo 35 años atrás, confesó el gobernante demócrata en un discurso de 19 minutos, el cual despertó las viejas heridas del racismo en este país.

Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, llamó a prestar más atención a los casos de prejuicio racial.

Por su parte, el reverendo Jesse Jackson dijo que el gobernante no tuvo más remedio que enfrentarse a la creciente preocupación entre los afroamericanos sobre el caso, y porque están latentes las últimas sentencias del Tribunal Supremo sobre el tema de los derechos de voto. Para Jackson, en algún momento, el volcán entra en erupción.

Las vigilias frente a las cortes federales estatales tienen como objetivo presionar al Departamento de Justicia para considerar un proceso federal de derechos civiles por la muerte de Martin.

Además, piden la derogación de la ley Defiende tu posición (Stand Your Ground) de Florida, la cual tiene similitudes con otras de 29 estados, y cuya versión en el sureño territorio es una de las más permisivas en el país.

La ley estatal, aprobada en 2005 bajo la gobernación de Jeb Bush -hijo y hermano de los expresidentes estadounidenses George y George W. respectivamente -, estipula que un individuo puede usar fuerza letal cuando se siente amenazado de muerte o de resultar herido de gravedad en un ataque.

Tal alegato de defensa personal da inmunidad ante la justicia, y fue lo que esgrimió Zimmerman.

El pastor y activista Al Sharpton, fundador de la Red Nacional de Acción (NAN, por sus siglas en inglés), promotor de la jornada de protestas, calificó el veredicto aboslutorio de atrocidad.

Por su parte, el People Institute for Survival and Beyond, una organización que lucha en Estados Unidos y a nivel internacional contra el racismo, expresó ayer que el fallo en el caso Zimmerman fue otro día triste y una vergüenza para la nación.

De acuerdo con Ronald Chison, director ejecutivo y cofundador del grupo, el veredicto no es un incidente aislado, “sino uno más en la larga historia de incontables asesinatos de mucha gente de color, antes y después de Trayvon Martin”.

El pasado 13 de julio Zimmerman, un exvigilante voluntario de la comunidad residencial floridana de Sanford, fue declarado no culpable de asesinato en segundo grado por la muerte de Martin, un joven afroamericano de 17 años, que perdió la vida tras recibir un disparo.

Reconocidos artistas como Beyoncé, Rihanna, John Cusack, Richard Dreyfuss, Nia Vardalos, Kat Dennings, Steve Wonder y Whoopi Goldberg expusieron abiertamente las críticas al veredicto.

Este sábado, la red social Twitter difunde una foto en la que aparecen Beyoncé y su esposo, el rapero Jay Z, junto a Sharpton y la madre de Martin.

Además, de las marchas, 42 mil 652 personas han rubricado dos peticiones publicadas en el portal digital de la Casa Blanca para que el Gobierno abra un juicio civil y acuse a Zimmerman.

El caso del exvigilante se considera uno de los más mediáticos del país en los últimos años y también uno de los eventos más divisivos en décadas porque no solo aumenta la controversia sobre el asunto del racismo, sino acerca de las armas y los abusos de los agentes públicos.

Poco antes de la vigilia en NuevaYork, Sybrina Fulton afirmó que está decidida a luchar por cambios sociales y legales necesarios para asegurar que los jóvenes negros ya no sean vistos con recelo solo por el color de su piel.

Sencillamente porque “hoy fue mi hijo. Mañana podría ser el tuyo”, subrayó.

Comentarios con Facebook