LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Comienza en Brasil segunda fase del juicio por masacre de Carandirú

escudo de brasil

Sao Paulo, 29 jul (PL) La segunda fase del juicio por la muerte de 111 presos en la cárcel de Carandirú en 1992 comienza hoy con acusaciones contra 26 policías, de un total 79 agentes inculpados.

En esta ocasión serán enjuiciados agentes del Batallón de Choque por la muerte de 73 reos en el tercer piso del pabellón nueve del antiguo presidio de Carandirú, según fuentes judiciales.

El Ministerio Público aseguró que cuenta con pruebas materiales más convincentes que en el primer juicio, ocurrido en abril último, cuando fueron condenados 23 policías a 156 años de prisión para cada uno, por su responsabilidad en el asesinato de 13 de los 111 presos que murieron durante un motín en esa penitenciaria.

Los penados recibieron el beneficio de apelación, por lo cual siguen en libertad y fueron sancionados por los crímenes registrados en el primer piso del pabellón nueve, el sitio de la masacre.

En dicho juzgamiento se determinó que los policías dispararon el 2 de octubre de 1992 y lo hicieron con la intención de matar a los presos amotinados en esa penitenciaria. Este hecho es considerado como el peor en la historia de la penitenciaria de Brasil.

Durante el proceso, los gendarmes admitieron que dispararon, pero no pudieron certificar si causaron bajas, pues el pabellón de la cárcel estaba sin iluminación.

La abogada defensora de los guardias, Ieda Ribeiro de Souza, señaló que la actuación de los policías no podía ser individualizada, pues no fue posible determinar quienes dispararon o fueron responsables por cuáles muertes.

Los fiscales denunciaron por su parte la alteración de la escena del crimen por las autoridades policiales.

Uno de ellos, Osvaldo Negrini, subrayó que lo ocurrido en Carandirú, ubicada en el estado de Sao Paulo, fue una masacre pues la mayoría de los reos murieron ametrallados dentro de sus celdas y después los cadáveres fueron llevados a otro lugar.

El hecho de que los cuerpos de 111 presos fueron encontrados amontonados demuestra que hubo levantamiento de cadáveres, subrayó.

La historia de este sangriento hecho estaba escrita en los muros de los calabozos, aseveró.

Comentarios con Facebook