Petróleos Mexicanos en franco debate ante reformas

México, 31 jul (PL) Un amplio debate sobre el destino de Petróleos Mexicanos (Pemex) crece hoy en momentos en que el opositor Partido Acción Nacional (PAN) presenta su iniciativa de reforma a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

La propuesta panista implica reformas constitucionales de corte neoliberal y se contrapone a otra de ocho puntos elaborada por el también opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) y definida como reforma estructural, sin tocar la Constitución.

Ambas han generado polémica y esos dos partidos instan al gubernamental Revolucionario Institucional (PRI) a presentar su iniciativa, lo que se propone hacer en agosto.

El PRI insiste en que su propuesta no significará privatizar los recursos energéticos, pero si abrir la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) a la inversión extranjera y darle el rol de locomotora de la economía nacional.

En lo único en lo que hasta ahora coinciden las tres partes, al menos en el debate abierto, es en la necesidad de que Pemex sea económicamente viable, y revertir la pérdida de 53 mil millones de dólares que ha tenido en el primer semestre del año.

Otros argumentos sostienen que la empresa carece de los recursos humanos y tecnológicos necesarios para incrementar su producción, expuesta desde hace ocho años a una sensible reducción por insuficiente inversión y carencias técnicas.

Tan es así que con su tecnología y presupuesto actual, Pemex tardaría 100 años en extraer crudo de aguas profundas del golfo de México, según Juan Carlos Zepeda, presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Siendo uno de los países con más reservas petroleras del mundo, México depende de la importación de gasolinas, y eso sólo lo vamos a corregir con una reforma energética, observó por su parte el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

La propuesta panista, abierta a debate desde hoy, incluye una reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución para permitir la inversión nacional y extranjera en toda la cadena productiva de los hidrocarburos.

Esa participación del capital privado incluiría exploración, explotación, distribución, transporte, almacenamiento y refinación, y como parte de un todo también la producción de energía eléctrica, incluyendo la comercialización.

Según el documento distribuido a los legisladores, el PAN propugna impulsar una economía de libre mercado en condiciones óptimas de competencia y eliminar los monopolios del Estado.

Para el PAN, tanto Pemex como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) deben competir con el resto de los operadores de igual a igual.

Se trata, sostiene, de dejar al Estado como gran regulador de la política energética del país, atraer mayores inversiones, crear empleos y convertir a México en un líder mundial en el fomento de las energías limpias.

El peligro de esa propuesta radica en las concesiones de los yacimientos petroleros, según el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD y autor de la propuesta energética presentada por esa organización de izquierda.

El problema de la iniciativa del PAN, dijo Cárdenas en un programa televisivo, está en hacer concesiones en la explotación de los yacimientos, porque en tal sentido el Estado sí perdería el control de la parte básica de los recursos.

Por otro lado, señaló, si se permite que un privado explote los yacimientos, extraería en el menor tiempo la mayor cantidad posible de recursos y con ello se estaría perdiendo el control de cómo manejar con racionalidad las reservas.

La iniciativa del PRD, hecha pública el 25 de junio, prevé 12 reformas y una nueva ley para Pemex, ninguna de ellas representativas de cambios constitucionales.

La misma gira sobre ocho ejes que incluyen librar a la paraestatal de cargas fiscales que frenan su desarrollo y darle a la empresa autonomía de gestión y presupuestal, explicó a la prensa su líder nacional, Jesús Zambrano.

También incluyen fortalecer la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos y combatir la corrupción en la industria energética y en especial en la petrolera, que involucra a algunos dirigentes que entorpecen su desarrollo.

Comentarios con Facebook