LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Niño boliviano, víctima de trata, escapa de narcotraficantes

La Paz, 5 ago (PL) Un niño boliviano secuestrado de su casa por un grupo de narcotraficantes y utilizado como esclavo para la fabricación de cocaína escapó de sus captores y fue a dar con la policía, aunque la fiscalía local archivó el caso.

Según informó hoy el fiscal Harold Jarandilla, el menor, de 11 años de edad, fue robado en el sur del país, una de las regiones más pobres de la nación, y trasladado a la periferia de esta capital, donde lo encerraron en una casa y lo obligaron a pisar hojas de coca.

“Un grupo de personas lo raptó en Potosí y lo trajo hasta El Alto para trabajar en una fábrica de droga. El niño se ganó la confianza de la gente que lo capturó; y en eso lo enviaron a comprar cigarrillos y fue ahí que logró escapar. Contó que dentro de la vivienda había otros menores de edad y que la gente que vigilaba siempre caminaba con armas en la mano”, afirmó el funcionario.

Sin embargo, no se logró tener arrestados ni detectar el lugar de la fábrica, porque los gendarmes no investigaron el hecho, explicó Jarandilla.

“No se supo dónde era la casa, cuántos hombres y niños había, nada”, dijo.

Al menos 65 niños y adolescentes bolivianos fueron víctimas de trata de personas hacia Brasil en los últimos cuatro meses, sin que se conozca actualmente su paradero, informó el Ministerio Público.

La Asamblea Legislativa de Bolivia tiene pendiente el análisis de un proyecto de ley contra la trata y el tráfico de personas, el primero de su tipo en el país.

Dicha legislación abarcará cuatro ámbitos de acción, que incluyen la creación de centros de acogida para las víctimas, la prevención en centros educativos, la capacitación de personal militar y policial, y la obligación del gobierno de fortalecer relaciones bilaterales y multilaterales para resarcir este delito.

Durante 2012, la trata de personas en Bolivia aumentó en 70 por ciento respecto a años anteriores, según un informe de la Organización Internacional para las Migraciones.

De acuerdo con esas cifras, la mayoría de los casos no solo fueron víctimas de explotación laboral y sexual fuera del territorio nacional, sino también en el interior del país.

La Fiscalía de la República indicó que el pasado año esta capital y la periférica ciudad de El Alto fueron los lugares con mayor cantidad de delitos de este tipo reportados, mientras Santa Cruz fue la región donde se presentó mayor explotación laboral y sexual.

Comentarios con Facebook