MegalópolisVolver a Megalópolis

DEBATE SOBRE CONSUMO DE MARIHUANA DEBE DARSE DESDE TODOS LOS ENFOQUES: MANCERA

Consumo-de-marihuana

El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, aseguró que en el debate sobre el consumo de la marihuana debe darse desde varios enfoques, escuchar a la sociedad, a los expertos y conocer si todos los estados de la República han cumplido con la obligación que planteó la Ley General de Salud de impulsar institutos encargados de la prevención, tratamiento y políticas públicas sobre este tema.

“No participar en un debate o no abrir un debate sobre este tema de la droga y concretamente de la marihuana, sería dejar cerrada la visión. Si tenemos que decir no, habría que decirlo de manera informada; lo que no podemos es anticipar, lo que no podemos es dejar de escuchar lo que ya se dijo aquí”, comentó.

Durante la inauguración del Foro Internacional sobre Drogas y Derechos Humanos, organizado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), destacó que los Gobiernos deben enfocar el tema de la prevención –y de manera conjunta para que haya un avance uniforme-, sin embargo, para adentrarse en el debate hay que estar documentados, informados y sensibles desde todos los puntos de vista, en un afán de tomar las medidas necesarias, lejos de la criminalización de los consumidores y de la vinculación del consumo-delito.

En la sede de la CDHDF, el mandatario local recordó que, desde la reforma a la Ley General de Salud, el Estado Mexicano adoptó una política de no penalización de la posesión de diversas sustancias, por lo que los diferentes estados de la República deben asumir esta discusión y el asunto del narcomenudeo como un tema de salud, primordialmente y cumplir con la tarea de reforzar las acciones de prevención y tratamiento.

Antes de hacer la declaratoria inaugural de este foro que se desarrollará del 7 al 9 de agosto en las instalaciones de la CDHDF, Miguel Ángel Mancera subrayó que la discusión debe ser multidisciplinaria y contar con la participación de sociólogos, médicos, abogados, la clase política y todos los grupos de la sociedad.

“La Ciudad de México estará pendiente de los resultados, estamos hablando de la propuesta, de la actuación y de nuestra obligación, que es una obligación que nos ha compartido la Federación para tener conocimiento y saber si estamos en la ruta correcta. Para eso hay que escuchar, hay que participar en los debates y hay que participar en los foros”, sostuvo.

En su momento, el presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, señaló que desde los años 80 la lucha contra las drogas se concibió como un tema de prevención de la salud pero con el tiempo se ha tornado en un tema de seguridad y lamentablemente “no solamente no hay menos drogas en el mercado, sino que el delito en torno a ellas se ha diversificado, produciendo un escenario conflictivo en el país”.

Ante ello, el ombudsman capitalino subrayó la necesidad de abordar esta problemática desde diferentes frentes. La Comisión, dijo, piensa que la clave está en una estrategia de prevención que aporte información suficiente para que las personas adultas tomen sus decisiones de manera informada y asumiendo una corresponsabilidad respecto de las consecuencias que este consumo implica.

En el caso de la marihuana, abundó, se da una paradoja al ser legal el consumo pero ilegal la venta, por lo que los consumidores son quienes se convierten en víctimas de abusos. “Es importante implementar un enfoque de derechos, armonizar el derecho a la salud con el derecho a la libertad de decisión, poniendo en el centro la dignidad humana. Es importante que empecemos a hablar del consumo responsable y de políticas que nos lleven a la reducción de daños”, aseveró.

Jorge Hernández Tinajero, presidente del Colectivo por una Política Integral Hacia las Drogas, agregó a su vez que se debe hacer todo lo posible para evitar el acceso de drogas, legales o ilegales, a menores de edad; no obstante, sobre el consumo en adultos hace falta avanzar en las políticas públicas y en el consenso y perspectiva que se tiene sobre ello.

El papel de los derechos humanos es primordial, pues los consumidores se enfrentan a estereotipos y estigmas, y en nombre del control de drogas son víctimas de arbitrariedades, indicó.

Por ello, la Ciudad de México tiene hoy la oportunidad de crear un esquema que evite el prejuicio y que proteja los derechos de todos al dar alternativas a los consumidores, a efecto de no alimentar los mercados ilegales y la delincuencia en torno a ellos.

Comentarios con Facebook