Destruye Ejército sirio vehículo con armas ilegales de Jordania

Damasco, 13 ago (PL) El Ejército Árabe Sirio destruyó hoy en la provincia de Deraa un vehículo cargado con misiles y lanzacohetes RPG procedente de Jordania y destinado a grupos opositores armados que combaten en el sureño territorio, destacó la televisión nacional.

En otro operativo en la localidad de Harra las tropas incautaron en la mezquita de Al Masla, convertida en refugio de los irregulares, documentos pertenecientes a mercenarios de nacionalidad turca, medicinas y equipos médicos robados, además de armas y municiones, explicó el medio.

También se refirió a la embestida de los uniformados contra terroristas del Frente al-Nusra, afiliado a la red Al Qaeda, en el distrito de Barzeh y en las granjas circundantes del hospital militar Tishreen, en los alrededores de esta capital.

Importantes bajas sufrieron los calificados por Occidente como rebeldes en las zonas de Erbin, Jobar, Deir Salman, Hateitet al-Turkman, Yabrud, Yalda, Ziyabieh, Huyeirah y Husseynieh, en la provincia de Damasco Campo, precisó la fuente.

Destacamentos militares destruyeron un almacén clandestino de armas y municiones en la septentrional provincia de Alepo y frustraron varios intentos de estos de apoderarse de zonas de la capital provincial anteriormente liberadas de su presencia, indicó el reporte.

Un tanto ocurrió en la provincia de Latakia, donde los irregulares siguen perdiendo terreno frente a la ofensiva iniciada por las Fuerzas Armadas para desalojarlos de varios poblados de mayoría alauita, el mismo grupo confesional al cual pertenece el presidente Bashar al-Assad.

De acuerdo con la agencia de noticias SANA, en el norte del territorio fueron abatidos varios mercenarios, entre ellos uno de nacionalidad kuwaití, otro jordano y nueve terroristas marroquíes pertenecientes a la llamada Brigada al-Sahel (Brigada de la costa).

Señaló que gracias a la cooperación de la ciudanía, el estamento castrense liquidó a opositores armados que intentaron tomar los poblados de Tal Edai y Khelfe, en la zona de Al Mkharram de la central provincia de Homs.

También quedaron tendidos insurgentes que pretendían apoderarse de los barrios de al-Sinaa, al-Rusafa, Al-Hueka, Jubaila y al-Arfi, en la ciudad de Deir Ezzor, oriente del país.

En medio de la ofensiva del Ejército contra los elementos mercenarios y radicales islámicos, la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición de Siria (Cnfros) anunció la próxima creación de un “Ejército Nacional Unificado”.

Según el líder de la Cnfros, Ahmed Jarba, la fuerza militar deberá dar cabida a todos los “guerrilleros” y “revolucionarios” que combaten contra Damasco.

Numerosos reportes de prensa confirman que la llamada insurgencia armada se encuentra integrada en un porcentaje significativo de fundamentalistas y radicales islámicos que como el Frente al-Nusra y otras brigadas extremistas pretenden quebrar el Estado laico sirio e imponer un califato.

En días recientes, dichas facciones incrementaron las masacres contra civiles inocentes de distintas minorías confesionales, lo cual provocó la muerte violenta de centenares de personas, entre ellos niños, mujeres y ancianos, hechos denunciados por las autoridades y diversos medios de comunicación.

Comentarios con Facebook