LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

FARC- EP colombianas rechazan intimidación

Bogotá, 14 ago (PL) El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoléon Jiménez, afirmó hoy que “las amenazas de muerte y las órdenes de ejecución sin ninguna clase de juicio no sirven para intimidarnos”.

En una carta difundida en su página de internet, titulada Cuando morimos descansamos, Santos, agregó que estas amenazas no logran aclimatar el ambiente de reconciliación necesario para concertar una salida pacífica al conflicto armado en el país.

Jiménez subrayó que la dificultad para llegar a prontos acuerdos en la mesa de conversaciones con el gobierno radica “en las confesiones públicas del presidente Santos, quien dijo: no estamos negociando nada que pueda preocupar a los colombianos en materia económica o de aspectos fundamentales de nuestro sistema de gobierno”.

“Los guerrilleros colombianos, apuntó el insurgente, no estamos defendiendo ningún sistema criminal de gobierno, ni empeñados en sacar adelante una política económica que beneficie las transnacionales en desmedro del pueblo de nuestro país. Santos sí, y esa es nuestra pequeña gran diferencia”.

Somos revolucionarios, agrega Jiménez, no nos mueve ningún interés personal, ni percibimos ningún salario por lo que hacemos.

“Hemos entregado nuestras vidas a la más bella causa del género humano, poner fin a la discriminación entre los hombres, a la explotación de unos por otros, a las injusticias institucionalizadas”, sostiene.

El guerrillero subrayó que no pretenden la revolución en una Mesa, pero sí, dijo, “al menos concertar un gran acuerdo que saque al país para siempre de la opresión violenta, que siente unas bases mínimas para la construcción de la justicia social. Nuestros adversarios sólo insisten en rendiciones”.

La cuestión con las FARC, manifestó Jiménez, es más sencilla de lo que parece. “Mucho más fácil que matarnos o desmovilizarnos a todos, más simple que encarcelar 13 mil 700 compatriotas inconformes”.

Es, dijo, “abrir realmente las puertas a la democracia en nuestro país, desterrar para siempre la manía de imponer las decisiones a la fuerza”.

Comentarios con Facebook